Asociaciones de víctimas piden reconocimiento del "dolor y abandono" de los 16.000 heridos y supervivientes en atentados

Actualizado 19/05/2008 15:32:30 CET

VITORIA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

Asociaciones de víctimas del terrorismo solicitaron hoy el reconocimiento del "dolor y abandono por parte de toda la sociedad" de los 16.000 heridos y supervivientes de atentados ya que "cuando se habla de víctimas del terrorismo, sólo se habla de los muertos y de sus familiares".

Representantes de la Asociación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ARCO y la Asociación Gallega de Víctimas del Terrorismo realizaron hoy estas declaraciones en el Parlamento vasco, tras su comparecencia ante la Ponencia para el estudio del proyecto de ley de reconocimiento y protección de las víctimas del terrorismo.

El portavoz de la Asociación gallega de víctimas del terrorismo, Eloy Ruiz Cortadi, criticó que la ley de reconocimiento de víctimas resarcirá una serie de derechos "sólo a los atentados que se produjeron a partir del año 1984", por lo que solicitó a la Ponencia "que se retrotraiga la ley al inicio del terrorismo".

Asimismo, denunció que la ley obligue a las víctimas a residir en el País vasco para disfrutar de los derechos que ampara" y se preguntó por los derechos de los vascos que "por decisión ajena se han tenido que ir al exilio".

El portavoz de la Asociación de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado víctimas del terrorismo, Francisco Zaragoza, subrayó que cuando se habla de víctimas del terrorismo "sólo se habla de los muertos y de sus familiares". "Les recuerdo que muertos por el terrorismo hay aproximadamente 1.000, pero heridos y supervivientes de atentados superan las 16.000 personas", detalló. "Es hora de que se les reconozca tanto el dolor como el abandono por parte de toda la sociedad", indicó.

ASOCIACIONES DISCRIMINADAS

El portavoz de ARCO, Rafael Marcos, recordó que su colectivo es una de las dos organizaciones que cuentan con víctimas de atentados cometidos en los tres territorios y que todavía viven en Euskadi. Denunció que el colectivo de víctimas fue "discriminado" en el proceso de elaboración del proyecto de ley y se mostró convencida de que existen "pocas mejoras" respecto el anteproyecto de ley presentado originariamente y el actual, y que "ninguna de nuestras aportaciones han sido recogidas".

Además, detalló que han entregado formalmente la Declaración de Balmaseda, suscrita por siete organizaciones de víctimas del terrorismo "que representan todo el espectro tanto el político y social como temporal".

Por otro lado, Marcos consideró "fundamental" que se cree un mecanismo de consulta de las asociaciones de víctimas "sobre todo a la hora de aplicar el reglamento" y subrayó la importancia de "no eliminar a las víctimas del proceso educativo" porque "la educación en valores es la única forma de acabar con el terrorismo".

Por último, solicitó que la ley "niegue los fondos públicos a aquellas asociaciones que no denuncian ni condenan directamente la violencia terrorista".