Ayuntamiento de Bilbao dispone de 42 equipos especialmente preparados para hacer frente a nevadas y heladas

Actualizado 29/11/2010 15:39:05 CET

BILBAO, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Bilbao dispone de 42 equipos especialmente preparados y acondicionados para hacer frente a las nevadas y a las heladas derivadas de las bajas temperaturas de esta época del año.

Según ha informado el Consistorio, el operativo de nevadas está compuesto por cuatro camiones con cuchilla y esparcidor de sal y salmuera, que se encargan de distribuir tanto la sal como la salmuera en las vías principales y más amplias de la ciudad y de retirar la nieve de las mismas, y ocho camiones con cuchilla y esparcidor de sal, que también trabajan en las vías principales.

Además, cuenta con cuatro unidades Pick-up con cuchilla y esparcidor de sal y salmuera, unos camiones de dimensiones más pequeñas que esparcen sal y salmuera en las calzadas más estrechas de los barrios y de retirar la nieve, y otros seis Pick-up con cuchilla y esparcidor de sal, que trabajan en este tipo de calzadas.

Asimismo, dispone de 20 barredoras con cuchilla, que retiran la nieve en las aceras, pasos estrechos, zonas peatonales, etc. de todos los distritos de la ciudad. En estas zonas el personal de limpieza se encarga de esparcir la sal y la salmuera cuando es necesario. Asimismo, en el caso de registrarse grandes nevadas, el Ayuntamiento de Bilbao tiene previsto el alquiler de maquinaria pesada para completar el equipo actual.

El Consistorio dispone de 200 toneladas de sal (con las que también se fabrica la salmuera) para utilizar en las calles y vías de la ciudad en casos de heladas y nevadas, y evitar así resbalones. Estas actuaciones se llevan a cabo de manera preventiva, cuando aún no ha empezado la nevada o la helada, y de forma "curativa", cuando aquellas ya se han producido, para evitar que la nieve se transforme en placas de hielo.

El tratamiento preventivo consiste en el extendido de sal o de salmuera, según la humedad del pavimento, en todos los tramos en los que se prevea un descenso de temperatura que pueda acarrear heladas o nevadas. Normalmente, estos tratamientos se realizan al atardecer, antes de que tenga lugar el descenso de temperaturas durante la noche, y también a la madrugada.

Por su parte, los tratamientos curativos consisten en el extendido de estos dos fundentes (sal o salmuera) en las zonas nevadas o heladas, a fin de bajar el punto de congelación y evitar la aparición de las placas de hielo.

El Ayuntamiento ha indicado que, generalmente, se suele actuar primero en los barrios altos de la ciudad, porque están a mayor altitud y además en puentes, zonas de escaleras, pasarelas y espacios cercanos a la Ría. Este operativo se aplica en todo el término municipal de Bilbao, exceptuando las carreteras forales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies