Ayuntamiento de Errenteria insta a ELA y la empresa que presta el servicio de ayuda domiciliaria a llegar a un acuerdo

Publicado 15/09/2016 17:53:35CET

SAN SEBASTIÁN, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de la localidad guipuzcoana de Errenteria ha instado a ELA y a la empresa que presta el servicio de ayuda domiciliaria (SAD) a que "no escatimen en esfuerzos para la consecución de un acuerdo que mejore las condiciones laborales de las trabajadoras y que no hagan encallar el proceso de negociación".

En un comunicado, el Consistorio ha destacado "el alto grado de satisfacción con el servicio prestado por parte del personal a la hora del desempeño de sus tareas".

Tras recordar que el SAD es un servicio que lleva contratado 18 años, el Ayuntamiento ha recordado que en la pasada legislatura medió para que la empresa gestora "asumiera una antigua deuda reivindicada por las trabajadoras" y "la igualación salarial" a toda la plantilla.

El Ayuntamiento propuso en los pliegos "un incremento en el precio hora que pasó de 18,10 a 19,17 euros entre semana, y de 21,70 a 23,02 euros en fin de semana, así como la incorporación de cláusulas sociales".

Tras la firma de la nueva licitación, en marzo de este año el personal pidió una mejora de sus condiciones laborales a través de un nuevo acuerdo con la empresa y el Ayuntamiento trasladó su voluntad "para que las negociaciones llegaran a buen puerto, asumiendo el compromiso de incrementar en 100.000 euros anuales el coste del servicio, con el objeto de posibilitar una considerable mejora en la condiciones laborales".

En este contexto, las mismas fuentes han señalado que "las exigencias y garantías legales del procedimiento administrativo impiden al Ayuntamiento introducir modificaciones económicas a lo largo de la vida de la actual licitación del servicio, siendo ilegal incrementar el servicio en 100.000 euros con la actual empresa".

Al respecto ha puntualizado que "la única opción que quedaba era que la empresa renunciase a la prórroga total y se sacará nuevamente a licitación con el incremento de la citada cantidad" y ha añadido que ha negociado con la empresa ya los plazos de renuncia al servicio. De este modo, ha apuntado que "ha hecho todo lo que podía hacer en este asunto y todo lo que estaba en sus manos, que es incrementar el coste de servicio para mejorar las condiciones laborales de las trabajadoras y conseguir que la empresa renuncie en un plazo prudencial y razonable a continuar con el servicio".

"Toca ahora a las representantes de las trabajadoras, en este caso el sindicato ELA, y a la empresa llegar a un acuerdo para que las mejoras que correspondían al Ayuntamiento puedan ser desarrolladas", ha finalizado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies