Azkuna ve "satisfactorio" el cierre presupuestario, aunque aboga por mantener el "rigor" y "adelgazar" la administración

El Alcalde De Bilbao, Iñaki Azkuna
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 15:06:21 CET

El Ayuntamiento concluyó 2011 con un remanente de tesorería no comprometido de 6,9 millones y "deuda cero"

BILBAO, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, ha mostrado su satisfacción por el balance económico-financiero que ofrece la liquidación del presupuesto de 2011, que ha concluido con un remanente de tesorería no comprometido de 6,9 millones y "deuda cero", aunque ha advertido de que es necesario mantener "la senda del rigor" ante la situación "tremenda" de España. En este sentido, ha apostado por "adelgazar" la administración y realizar "inversiones estratégicas".

En una rueda de prensa, acompañado por miembros de su equipo de Gobierno, Azkuna ha presentado los datos de la liquidación de las cuentas bilbaínas del pasado año, aprobada por decreto del alcalde "prácticamente un mes después" del cierre del ejercicio, y que establece un escenario económico y financiero que, "en los tiempos que corren, puede calificarse de satisfactorio".

No obstante, el alcalde ha advertido de que no se deben "echar las campanas al vuelo" y ha apuntado que es preciso mantener el "rigor económico y máxima prudencia" teniendo en cuenta las expectativas de la situación económica general y de las administraciones públicas en particular.

La ejecución de ingresos ha alcanzado el 97,58 por ciento respecto a las previsiones definitivas, con un total de 518,64 millones de euros y un "buen comportamiento" de todos los capítulos. Los ingresos han llegado al 94,03 por ciento de recaudación respecto a los ingresos reconocidos durante el ejercicio.

En el capítulo de gastos, la ejecución se ha situado en un 92,04 por ciento, con un importe de 493,76 millones (frente a los 553,95 del año 2010) y un "constante trabajo de contención de las operaciones corrientes".

Las inversiones ejecutadas se han elevado a 78 millones, una cantidad inferior a los ejercicios precedentes, en los que se recibieron subvenciones de los programas del Gobierno central, que se sitúa en niveles similares a 2003. "Y toco madera para que volvamos a estar en el futuro así", ha reconocido el alcalde.

La liquidación deja un remanente de tesorería de 25,7 millones de euros, si bien 18,7 millones están ya "comprometidos" en diversos proyectos. Por tanto, la cantidad disponible para gastos generales es de 6,9 millones, más de dos millones más que en 2010.

La deuda viva del Ayuntamiento ha ido amortizándose paulatinamente durante los últimos años hasta su "desaparición" en 2011, de manera que "no le debe nada a los bancos" y Bilbao es "seguramente la capital del estado que menos debe".

El pasado ejercicio se ha cerrado con un desfase de 18 millones entre las cantidades entregadas de los fondos de Udalkutxa y la liquidación final de los impuestos concertados. De este modo, el municipio tendrá que devolver tanto en 2012 como en 2013 algo más de 26 millones de euros como consecuencia de las liquidaciones negativas de 2009 y 2011.

En relación a los próximos ejercicios, el equipo de Gobierno bilbaíno ha destacado que las previsiones de evolución de ingresos presupuestarios "determinan que los incrementos previos al año 2008 no van a volver".

En este sentido, ha apuntado que las tres fuentes principales de ingresos para los municipios ---impuestos y tasas municipales, ingresos por la venta de patrimonio y recaudación de impuestos concertados-- se mantendrán en valores similares a los actuales hasta que "no mejore" la situación económica. Además, las transferencias corrientes y de capital "también se van a ver disminuidas" como consecuencia de las "políticas de ajustes" de otras administraciones.

POR "LA SENDA DEL RIGOR"

En este contexto, Iñaki Azkuna ha asegurado que "no hay más remedio" que seguir "en la senda del rigor". El alcalde ha calificado de "tragedia" las cifras expuestas esta semana por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que hacen que la situación de España sea "tremenda". "Si es verdad que tienen que quitar 45.000 millones de la circulación va a ser un problema tremendo", ha insistido.

En cualquier caso, ha afirmado que, en vez de "asustarnos", es preciso "coger las cosas con mucha seriedad, rigor y esfuerzo". Además, ha planteado que es necesario efectuar las inversiones "estratégicas" y ha considerado que las administraciones públicas tienen que "adelgazar, algunas cosas quitarnos y pasar a la privada".

En relación a este último asunto, el alcalde ha explicado que el Ayuntamiento ya se está "adelgazando" ya que "no se han cubierto algunas plazas" del personal municipal, se han "unificado" sociedades municipales y se ha impulsado un plan de sedes que permitirá "poner a la venta edificios y viviendas que darán también ingresos".

Tras precisar que "no se nos ha pasado por la mente echar a 200 funcionarios", ha reconocido que "algunas instituciones o locales quizá tengamos que privatizar" porque este año será "duro" y el próximo "mucho más".