Bares de Irún rechazan el cierre decretado por el Ayuntamiento durante el paso de los Alardes de San Marcial

Actualizado 05/06/2014 18:51:01 CET

Dicen que los incidentes son "agua pasada" y que es la Ertzaintza la que "debe garantizar la seguridad" en la vía pública

SAN SEBASTIÁN, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Varios establecimiento de Irún (Gipuzkoa) ubicados en las calles Mayor y San Marcial han mostrado su rechazo a la decisión del alcalde, José Antonio Santano, de decretar el cese de su actividad durante el paso de los Alardes de San Marcial.

En un comunicado, la portavoz del colectivo, Angela Basabe del bar restaurante Gaztelumendi-Antxon, ha explicado que funcionarios municipales obligarán, por orden de Santano, "si la Justicia no le para los pies", a que los establecimientos de hostelería situados en el recorrido de los Alardes de San Marcial, en la calle Mayor y calle San Marcial, cesen su actividad comercial "en prevención de que pudieran producirse altercados en la vía pública" durante la celebración de los mismos.

A su juicio, el alcalde pretende "trasladar su obligación de garantizar la seguridad de las personas en la vía pública a unos humildes empresarios que a duras penas pueden sobrevivir en la actual coyuntura económica".

Basabe ha indicado que la actividad hostelera "está amparada por el artículo 38 de la Constitución", sin embargo, el alcalde pretende "omitir" artículos de la misma "afectando su decisión al derecho de libertad de empresa, al derecho al ocio y relación entre los ciudadanos, al derecho de la libertad deambulatoria".

INCIDENTES "AGUA PASADA"

Tras indicar que aún no han recibido contestación al recurso de reposición contra el Decreto del año pasado, ha defendido que las "sensibilidades que deben ser respetadas" y los "hechos lamentables, situaciones desagradables y de riesgo" que se han registrado durante los Alardes son "agua pasada, gracias a la tolerancia del pueblo de Irun".

Por otro lado, ha indicado que la seguridad ciudadana "es una competencia de la Ertzaintza, Cuerpo de seguridad que deberá tomar las medidas adecuadas para garantizar la seguridad en la vía pública y los hosteleros garantizar la seguridad en el interior de los establecimientos".

Finalmente, ha pedido "el apoyo" de la ciudadanía de Irun ante la actitud "fuera de toda lógica" del alcalde que, "en vez de dar la cara y actuar en consecuencia desplaza el problema a los demás interfiriendo en sus derechos, tratando de manera injusta a los hosteleros".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies