Basagoiti se despide este jueves de Urkullu, con quien ha dialogado "mucho", y de López, con el que ha "compartido más"

 

Basagoiti se despide este jueves de Urkullu, con quien ha dialogado "mucho", y de López, con el que ha "compartido más"

Antonio Basagoiti
EUROPA PRESS
Actualizado 15/05/2013 19:59:26 CET

Cree que el pacto de PP-PSE supuso "un cambio político histórico" del que no se arrepiente, aunque los socialistas le "nieguen"

BILBAO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El hasta ahora presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, se despedirá este jueves de su escaño como parlamentario en la Cámara autonómica, y aprovechará su asistencia a la sesión plenaria para despedirse, entre otros, del lehendakari, Iñigo Urkullu, con quien ha dialogado "mucho" de manera "discreta", y del líder del PSE-EE, Patxi López, con el que "ha compartido más". Tras considerar que el pacto de PP-PSE supuso "un cambio político histórico" en Euskadi, ha afirmado que no se arrepiente de haberlo suscrito, aunque los socialistas le "nieguen".

En una entrevista concedida a Europa Press, Basagoiti ha señalado que mañana se despedirá de Urkullu, con el que ha mantenido "un tiempo de mucho diálogo discreto en Sabin Etxea, en la sede del PP y en algún hotel de Bilbao". "Pero con López he compartido más, precisamente porque fui el que le apoyé para que fuera lehendakari y le sostuve mientras se pudo", ha destacado.

A su juicio, el pacto PP-PSE que propició el Gobierno socialista en Euskadi supuso "un cambio político histórico, a pesar de que tuvo sus fallos". Por ello, se ha mostrado convencido de que ese acuerdo "marcará un antes y un después de la política vasca, con sus defectos, que también los tuvo" porque el Ejecutivo "lo podía haber hecho mucho mejor".

Para el representante popular, este acuerdo tendra su repercusión en la política vasca y ha considerado que también ha contribuido a que el PNV ahora sea "menos soberbio en sus planteamientos políticos de partido" y que se piense "mucho cómo plantear su apuesta soberanista", y que la izquierda abertzale "se diese cuenta que se podía hacer más desde las instituciones vascas".

"Y eso cambio tan fuerte, a veces, no tienen su rédito a corto plazo, pero se valorará muy bien con el tiempo porque habrá marcado un antes y un después", ha indicado.

A su juicio, el PP fue "muy valiente" a la hora de pactar con los socialistas porque "no obtenía un rédito material, ni de colocación de militantes ni de amigos ni de parientes, y porque suponía que una parte del electorado podía culparles de las cuestiones que hiciera López en otro ámbito".

"Pero, nadie habría entendido, ni los que lo critican, que el PP hubiera dejado que Ibarretxe siguiese siendo lehendakari. Y, en segundo lugar, creo que, a pesar de sus fallos, quedará para siempre en el política vasca y tendrá una buena valoración cuando se vea con perpectiva, con menos partidismos y con menos intereses", ha dicho.

En este sentido, ha asegurado que no se arrepiente del acuerdo alcanzado con los socialitas, pese a que éstos le "nieguen". "Cuanto más niegan, más se están poniendo en evidencia ellos mismos, porque en el País Vasco y hasta en el conjunto de España sabe todo el mundo que Patxi López solo fue lehendakari por el apoyo del PP", ha añadido.

El expresidente del PP vasco ha destacado que, en su labor política, ha pretendido siempre "dar la cara y afrontar" los problemas, pese a que ha vivido "una situación muy difícil, primero desde el punto de vista terrorista, y segundo, desde el punto de vista político".

"No se puede medir lo que nos ha tocado hacer a nosotros, no sólo a mí, con otros parámetros, porque esto no es cualquier otro lugar de España. Esto es Euskadi, aquí hay mucha pluralidad, aquí ha estado Batasuna, aquí ha estado ETA, y mi reflexión, con la que yo me quedo es que siempre he afrontado todos los problemas que me han caído encima, bien sean políticos o bien sean terroristas", ha añadido.

Antonio Basagoiti se ha referido a "algunas críticas" que ha recibido su gestión, y ha subrayado que "son normales y respetables", aunque, "en alguna ocasión", le haya parecido que "no han sido justas".

"LABOR DE TRANSFORMACIÓN"

En este sentido, ha resaltado que el PP vasco "ha tenido que hacer una labor de transformación porque lo que le preocupaba a la sociedad vasca en los años 2000, no es lo que le preocupa en el año 2013". "En esa época, ETA salía entre las principales preocupaciones de los ciudadanos y ahora no aparece ni en las últimas. Entonces, el Partido Popular ha tenido que adecuarse a una situación que era complicada, pero que dará sus frutos", ha afirmado.

En su opinión, los populares lo que han hecho es "sembrar con propuestas, con planteamientos y con principios como los que puede tener el PP en Madrid o en otros ámbitos, y eso acabará dando sus frutos, sin duda".

Aunque ha agradecido al presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, sus afirmaciones sobre que él "ha democratizado" al PP vasco, ha rechazdo que haya sido así. "A mi me ha tocado un época en la que se ha roto el cerco que otros nos habían establecido. En el momento en que yo apoyo a López, y ese mismo día Feijoó gana por mayoría absoluta en Galicia, se acabó el cordón sanitario que existía. Yo he roto un poco todo eso, aprovechando las circunstancias", ha añadido.

SIN DESPEDIRSE EN TRIBUNA

El expresidente del PP vasco ha manifestado que este jueves no intervendrá en el pleno del Parlamento vasco y, por lo tanto, no se despedirá como parlamentario desde la tribunal, sino que dirá adios personalmente a la gente en los pasillos del legislativo, "donde verdaderamente se hace política".

"Voy a desear suerte a la gente con la que he compartido mis años de parlamentario y político porque yo valoro mucho a los que se quedan en política. Si yo tomo esta decisión de irme, pensando en que la política conlleva una exposición pública con coste en las familias, con incomprensión de la ciudadanía, con sentimiento de sospecha por muchos sectores, que ellos se queden al frente, me hacen valorarles especialmentec y apreciar que continúen al frente de sus responsabilidades con la que está cayendo", ha añadido.

Basagoiti ha reconocido que, de la persona que más pena le dará despedirse y que no forma parte de su partido, será el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, al que dirá adiós cuando se recupere de su estancia en el Hospital.

Tras señalar que ya le comunicó hace tiempo a Azkuna que su idea era abandonar la política, el regidor, con quien mantiene unas excelentes relaciones desde que ejerció de portavoz municipal del PP, le respondió que le parecía "muy bien".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies