Basagoiti dice que la renuncia de Agirre confirma la "inexistencia de un Gobierno que gobierne y que defina un rumbo"

Antonio Basagoiti
EUROPA PRESS
Actualizado 27/02/2013 12:42:38 CET

Se pregunta si entre los responsables de gobernar "está extendido el síndrome de Aguirre, el de dejarlo todo y salir corriendo"

BILBAO, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, afirma que la renuncia de Mikel Agirre a la dirección de EITB confirma "la inexistencia de un Gobierno que gobierne, que defina un rumbo y marque una dirección capaz de generar un suelo de estabilidad y confianza mínimo", un hecho que, "por desgracia, se está consolidando en el ambiente político, económico y social de Euskadi".

En un artículo publicado en su blog personal, titulado 'El síndrome de Aguirre y el Gobierno Urkullu', recogido por Europa Press, Basagoiti critica que "no hay lehendakari ni consejeros dispuestos a tomar las decisiones de calado que necesitamos los vascos para poder afrontar el momento de crisis tan aguda en el que estamos".

Según afirma, "desde la foto protocolaria en la escalinata de Ajuria Enea hasta ayer mismo sólo hemos conocido una decisión del Gobierno Urkullu", que es, "medio arreglo de por medio con los socialistas de Patxi López, proponer a Mikel Aguirre, hombre de la casa y miembro de reconocida estirpe nacionalista, para la dirección de la radio y televisión pública vasca".

"Y vaya por donde que, a 48 horas de asumir el cargo, el propuesto ha dicho que no, se ha dado la vuelta y ha dejado a su partido sin explicaciones que poder contar para justificar tamaño despropósito", añade.

En ese sentido, se pregunta "qué confianza puede proyectar un Gobierno que recibe el rechazo de los suyos, de personas muy reconocidas, con recorrido y peso en Sabin Etxea".

"ESPANTADA DE AGIRRE"

"¿Qué está ocurriendo para que a Urkullu, hoy lehendakari pero hasta hace un mes presidente del PNV, le den la espalda en su propia casa? ¿Qué capacidad para transmitir fortaleza de puertas para afuera puede tener quien resulta tan débil ante los suyos?", interpela, para señalar que las próximas horas "forzosamente van a dedicarse a cerrar las cuantiosas vías de agua que la espantada de Agirre ha puesto al descubierto en un Ejecutivo, que lleva 70 días sin decir ni mu".

Basagoiti censura que, "más allá de los tópicos, no sabemos qué opinión tienen de la situación en la que estamos y de la que tenemos por delante los consejeros que cada martes se sientan en el Consejo de Gobierno junto al lehendakari Urkullu".

El dirigente popular advierte de que tampoco se sabe "cuánto están pesando a la hora de tomar decisiones los tres años y medio últimos de oposición partidista y poco rigurosa del PNV", ni si "el vértigo a gobernar es compartido en esa mesa". "No sabemos siquiera si entre esas personas con responsabilidad de gobernar está extendido el síndrome de Aguirre, el de la espantada, el de dejarlo todo y salir corriendo", critica.

Basagoiti señala también que se sigue "sin saber dónde está y, más importante aún, hacia dónde quiere ir este Gobierno de Iñigo Urkullu" y añade que "no sabemos nada, pero empezamos a percibir demasiadas cosas y ninguna es buena".

A su juicio, en Ajuria Enea "hay síntomas evidentes de debilidad, de desconcierto y, sobre todo, de una falta de empuje que son ya muy preocupantes". "No sabemos lo que pasa por la cabeza ni del lehendakari ni de sus consejeros, pero con seguridad más de uno habrá recordado en estos dos meses largos que no es lo mismo predicar que dar trigo", concluye.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies