Baztarrika pide a Bruselas "el mismo reconocimiento" para el euskera en las instituciones de la UE que al castellano

Actualizado 17/12/2013 22:27:22 CET

BRUSELAS, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

El viceconsejero de Política Lingüística del Gobierno vasco, Patxi Baztarrika, ha reclamado este jueves a la Comisión Europea "pasos" para apoyar el uso del Euskera en las instituciones europeas y "el mismo tratamiento de reconocimiento en el conjunto de las instituciones de la Unión Europea" que las lenguas de Estado cuando sean lenguas oficiales en algún ámbito territorial en la Unión "tengan o no tengan ese reconocimiento oficial como lenguas de Estado".

"Es necesario ir dando pasos en la dirección de que esas lenguas como es el euskera, el catalán, el gallego* tengan el mismo tratamiento que las lenguas medianas en Europa, tengan o no tengan ese reconocimiento oficial como lenguas de Estado" dado que algunas tienen más número de hablantes, como el euskera con 870.000, ha defendido Baztarrika en Bruselas.

Así se lo ha trasmitido a la responsable de la Unidad de Multilingüismo de la Comisión Europea, Ana Carla Pereira, y al jefe de Gabinete de la Comisaria de Educación, Juventud, Cultura y Multilingüismo, Yiannakis Asimakis, en sendos encuentros que ha mantenido con ellos en Bruselas.

"Las lenguas que son oficiales en algún ámbito territorial en la Unión Europea deberían tener el mismo tratamiento de reconocimiento en el conjunto de las instituciones de la Unión Europea", ha defendido en declaraciones a los medios al término de sus encuentros.

Así, por ejemplo ha subrayado la importancia de haber celebrado la reunión con Asimakis en euskera a petición del propio jefe de gabinete de la comisaria, un hecho que supone "un espacio más en el que es posible utilizar el euskera" tras recordar por ejemplo que los ciudadanos ya pueden dirigir sus comunicaciones a las instituciones europeas en Euskera o su uso en los Consejos de Ministros, al tiempo que ha valorado la actitud "muy positiva y muy abierta" de la Comisión, cuyos altos funcionarios han subrayado "el compromiso de la Comisión Europea con la diversidad lingüística" y han admitido que "efectivamente hay que seguir dando pasos".

Baztarrika ha subrayado a sus interlocutores que la diversidad lingüística "va mucho más allá de las lenguas de Estado en la Unión Europea" y ha recordado que "muchas" de las 60 lenguas al margen de las 23 lenguas de Estado en la UE "tienen reconocimiento en algún ámbito territorial de la Unión Europea". "Todas esas lenguas medidas tienen que tener un tratamiento de mayor reconocimiento que el que hoy tienen", ha insistido.

Baztarrika ha defendido que si lenguas como el euskera tuvieran este reconocimiento "explicitado por parte de las instituciones como la Comisión Europea o diferentes instituciones de la Unión Europea tendría un valor enorme positivo, para que la propia ciudadanía haga lo único que necesitan esas lenguas para que sean lenguas con mucha vitalidad, que sean utilizadas", insistiendo en que el uso de la lengua es "la única receta para garantizar la viabilidad" de las misma.

"Pero para que una lengua sea utilizada, además de posibilidades de uso, hace falta que sean lenguas consideradas socialmente, que sean lenguas de prestigio y ahí instituciones de la Unión Europea como la Comisión Europea pueden hacer muchísimo. Hemos venido a subrayar esto", ha explicado. "Nuestras lenguas lo que tienen en juego es su vitalidad, que sean lenguas utilizadas en el día a día", ha explicado.

"Creemos que hay que dar más pasos, porque también podemos correr el riesgo de que esas lenguas medianas necesitadas de impulso se diluyeran en ese concepto sin más de diversidad lingüística", ha precisado.

MAPA FUNCIONAL

Por ello, Baztarrika ha propuesto a la Comisión Europea crear "un mapa funcional" a fin de "regular en qué funciones" se pueden utilizar "determinas lenguas", insistiendo en todo caso en que "no es que todo lo que se haga en las instituciones de la Unión Europea se haga en todas y cada una de las lenguas que se utilizan hoy en la Unión Europea" porque ello, ha admitido, "sería absolutamente ingobernable" y "difícilmente" funcionaría en la práctica.

De lo que se trata, ha precisado, "es que todas las lenguas tengan un reconocimiento formal, oficial en la Unión Europea" que permita asignarles "algunas funciones de uso práctico real en las propias instituciones de la Unión Europea" y "que se respete algún ámbito de uso".

Baztarrika también ha planteado que poder aprovechar programas comunitarios como el programa Eramus+ para "el desarrollo del euskera" bien en Euskadi o a través de un proyecto transfronterizo con Francia.

"Caben determinadas actuaciones, que tenemos que estudiar y lo vamos a hacer muy detenidamente para ver si pueden encajar algunos proyectos, bien nuestros de Euskadi, bien en cooperación con otras instancias, para que puedan tener algún encaje en los programas de la Unión Europea", ha explicado.

Baztarrika ha insistido en que las lenguas como el euskera "necesitan ser atendidas de manera especial" y "que se les aplique la discriminación positiva" porque "están en inferioridad de condiciones sociales" frente al castellano o el francés y ha valorado el interés de la Comisión "por no subrayar la condición de lenguas de Estado y subrayar en general la diversidad lingüística".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies