Un entrenador virtual mejorará a distancia los cuidados del ictus y párkinson

Contador
Actualizado 10/11/2017 12:44:08 CET

El personal sanitario sabrá diariamente cómo se encuentra el paciente y podrá proporcionarle las estrategias de rehabilitación que necesita

BILBAO, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Investigación de Enfermedades Neurodegenerativas del Instituto de Investigación Sanitaria de Biocruces y el Servicio de Neurología del Hospital Universitario Cruces participan en un proyecto europeo que tiene como meta el desarrollo de un dispositivo portátil que monitorice diariamente el estado físico y cognitivo de los pacientes afectados de ictus, párkinson y dolencias cardiacas.

Con esta tecnología se pretende reducir los riesgos y complicaciones de las enfermedades cardiacas y neurológicas, que son las patologías crónicas que producen más discapacidad, según ha informado Osakidetza.

De esta forma, el dispositivo -similar a un entrenador personal pero de forma virtual- ayudará a los pacientes con ictus, párkinson, infarto de miocardio e insuficiencia cardiaca a guiarles en los cuidados y ejercicios de rehabilitación de acuerdo a sus objetivos físicos, cognitivos y sociales.

En el proyecto, denominado vCare (Virtual Coaching Activities for Rehabilitation in Elderly-Actividades Acompañamiento Virtual para Rehabilitación en Personas Mayores), participan un total de 13 centros de Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Italia y Rumania. De estos, cuatro son centros clínicos (Cruces, y centros de Italia, Dinamarca y Rumania) y el resto son centros tecnológicos.

De una financiación total de 4.044.217,50 Euros para el proyecto, el Grupo de Enfermedades Neurodegenerativas de BioCruces contará con una asignación de 245.835 euros para llevar a cabo su parte del proyecto hasta el 31 de Agosto de 2021, gracias al apoyo del programa de Investigación e Innovación de EU Horizonte 2020 de la Comisión Europea.

SOFWARE

El software de vCare funcionará en un dispositivo móvil portátil (similar a un teléfono móvil) y permitirá monitorizar, mediante sensores integrados en pulseras o prendas, información de las y los pacientes sobre el equilibrio al caminar, frecuencia cardiaca, temblor, rigidez, caídas o respiración, entre otras muchas variables.

El clínico recibirá directamente esta información sobre el estado físico y cognitivo del paciente y podrá analizarla rápidamente y mejorar, de esta forma, la continuidad del cuidado y prevenir la interrupción de los tratamientos que se tiende a producir en el entorno doméstico.

vCare posibilitará que de una forma rápida, práctica y a distancia el personal sanitario sepa diariamente cómo se encuentra el paciente y pueda proporcionarle las estrategias de rehabilitación que necesita para mejorar y evitar complicaciones. Por ejemplo, el clínico podrá prescribir una serie de ejercicios físicos y de memoria, dar pautas sobre medicación, o saber cómo se encuentra al realizar actividades normales del día a día como comer, usar electrodomésticos o asearse.

El doctor Juan Carlos Gómez Esteban, investigador principal del Grupo de Investigación de Enfermedades Neurodegenerativas de Biocruces, ha explicado que vCare "desarrollará un entrenador virtual que asista, aconseje y motive a los pacientes proporcionándole ejercicios fáciles de usar y personalizados, así como juegos y funciones de retroalimentación".

Por su parte, el doctor Iñigo Gabilondo, miembro del equipo investigador del doctor Gómez Esteban, ha subrayado que el "sistema sanitario no tiene los recursos sanitarios ni humanos para controlar todos los días al paciente y soportar visitas tan frecuentes, pero gracias a esta aplicación el clínico sabrá qué es lo que sucede cada día y como está respondiendo a esta rehabilitación".

"El paciente estará más controlado, mejorará en su rehabilitación y se sentirá más cómodo al no tener que desplazarse al hospital con tanta frecuencia", ha destacado, para asegurar que, a nivel clínico es "una herramienta de análisis muy importante porque se puede recabar rápidamente mucha información que de otra forma sería muy difícil tener".

FASES Y REPARTO DEL TRABAJO

El Grupo de Investigación de Neurodegenerativas de Biocruces se encargará del área del párkinson, campo en el que tiene una dilatada experiencia. El centro de Italia se encargará del estudio del ictus, mientras que Dinamarca trabajará el área de la insuficiencia cardiaca y Rumania el infarto de corazón.

Ahora el proyecto se encuentra en una fase inicial en la que se está diseñando el software y los aparatos. La siguiente fase contempla el desarrollo de la tecnología a nivel físico y de software. La fase tercera contempla el pilotaje de la tecnología en pacientes reales, dentro en un entorno hospitalario y la cuarta y última en un entorno real y domiciliario, así como la validación de los resultados.

En este contexto, destaca el papel que tendrá la Asociación La Asociación Parkinson Bizkaia (ASPARBI), entidad sin ánimo de lucro que surgió en 1994 ante la necesidad que tenían tanto los afectados como sus familias de aunar esfuerzos para afrontar las consecuencias de la Enfermedad de Parkinson.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies