Bizkaia cuenta con reservas de agua para un año, aunque no llueva

 

Bizkaia cuenta con reservas de agua para un año, aunque no llueva

Depuradora Venta Alta
EUROPA PRESS
Publicado 08/12/2016 11:54:00CET

La población vizcaína ha reducido un 35% el consumo de agua desde la sequía de 1989/90, pasando de 135-140 hm3 anuales a 95 hm3 al año

BILBAO, (EUROPA PRESS)

Los embalses del Zadorra, Artiba, Oiola y Nocedal, que abastecen a más del 91% de la población de Bizkaia, cuentan esta semana con cerca de 111 Hm3 de agua, lo que supone un 57% de su capacidad total y unas reservas de agua para un año, aunque no llueva en los próximos doce meses.

En declaraciones a Europa Press, el gerente del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, Pedro Barreiro, ha explicado que la situación de los embalses que gestiona la entidad y que suministran agua a más de un millón de personas de 80 municipios vizcaínos, es de "normalidad" para estas fechas.

"Las expectativas de cara un plazo más largo de lo que suele ser habitual, facilitadas por empresas de meteorología con las que tenemos contacto, apuntan a un final de otoño e invierno normal, con lluvias, por lo que la situación no sería especialmente complicada", ha indicado, para añadir que el porcentaje de llenado de los pantano actual es "prácticamente igual" al del año pasado, solo un 1 por ciento más bajo.

Según ha recordado, el año pasado hubo episodios de lluvias en noviembre, y en enero y febrero de este año se superó la curva de garantía e Iberdrola "estuvo turbinando durante un tiempo". Además, en la comparativa histórica, las reservas actuales se sitúan en la media de los últimos 20 años. "Estamos alerta pero no es una situación complicada", ha insistido.

En este sentido, ha apuntado que en la sequía de los años 1989/90 se consumían en Bizkaia entre 135 y 140 hm3 anuales de agua, cifra que ha quedado reducida en la actualidad a 95 hm3 de agua al año. Esta reducción de un 35% en el consumo de agua se debe a diversos factores, entre los que se encuentran unos procesos productivos de las empresas más eficientes, una cultura incipiente respecto al no despilfarro de los recursos naturales o a unos electrodomésticos que gastan menos agua para su normal funcionamiento.

Asimismo, a raíz de la última gran sequía en Bizkaia que provocó restricciones de agua durante varias horas al día, se pusieron en marcha nuevas infraestructuras para evitar esos cortes en el suministro en casos similares de ausencia de lluvias.

Entre ellas, se encuentran bombeos en la zona del río Kadagua, otras en Álava y otro bombeo en Arrigorriaga, construido en la época de la sequía, que nunca se ha llegado a utilizar. Otras infraestructuras, como las escorrentías del río Arratia, se han llegado a utilizar en alguna ocasión, pero en pequeñas cantidades.

Para este mismo fin de garantizar el suministro y de lograr captaciones extraordinarias de agua se finalizarán las obras y entrará en marcha entre los mes de abril y mayo de 2017 un nuevo bombeo del río Nervión en Etxebarri hasta la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Venta Alta.

REDUCCIÓN DE FUGAS NOCTURNAS

Otro factor que ayuda al menor gasto de agua es la reducción de los fondos nocturnos (un 95% de los cuales son fugas de agua) a través de la mejora de la redes de suministro, lo que ha generado un ahorro de entre 1.000 y 2.000 millones de litros de agua al año (entre 1 y 2 hm3 de agua).

Las sustitución de la redes antiguas, la reparación de las fugas y la sustitución de las tuberías de fibrocemento por nuevos materiales han provocado que se pasase de unos fondos nocturnos de 547 litros por segundo en 2010 a 338 litros por segundo en 2016. Este ahorro de 200 litros por segundo equivaldría al consumo de una ciudad como Barakaldo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies