Calparsoro aboga porque la reforma para que exiliados por ETA voten en Euskadi se haga con garantías

 

Calparsoro aboga porque la reforma para que exiliados por ETA voten en Euskadi se haga con garantías

Fiscal Superior Vasco
EUROPA PRESS
Actualizado 28/07/2012 13:56:44 CET

Llama a ser "riguroso" y a acreditar aunque sea "de manera mínima" que los que quieren votar en Euskadi se fueron por el terrorismo

BILBAO, 28 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Fiscal Superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha abogado porque la reforma de la Ley Electoral para que exiliados por ETA puedan votar en Euskadi que pretende el Gobierno de Mariano Rajoy se haga con "garantías" con el fin de evitar que se cometan "fraudes". Además, ha realizado un llamamiento a ser "riguroso" y a acreditar aunque sea "de manera mínima" que los que quieren votar en Euskadi se fueron por el terrorismo.

En una entrevista concedida a Europa Press, Calparsoro ha afirmado que le parece "bueno y positivo" que las personas que se fueron de Euskadi por el terrorismo tengan derecho de sufragio en la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra.

"El tema es que, como es una medida excepcional al Régimen General Electoral, donde uno tiene que votar donde reside y donde está empadronado, tiene que hacerse una interpretación restrictiva, sobre todo, para evitar fraudes", ha añadido.

En este sentido, ha considerado que "las personas que se acojan a este derecho deben acreditar de una manera mínima, por lo menos, que se fueron por las amenazas y esto requiere, especialmente, ser rigurosos con esta acreditación".

A su juicio, se trata de "un tema delicado porque es una alteración del Regimen General Electoral". "La idea me parece bien. No me parece una idea ilegal o contraria a la Constitución, pero eso sí, con unas garantías para que no existan fraudes y para que sea, en todo caso, un derecho de las personas que se compruebe realmente su situación de amenaza y que se quieran acoger a él", ha precisado.

Tras insistir en que hay que "excluir" cualquier posibilidad de fraude, ha indicado que "lo que está claro es que el Régimen Electoral es el general en todas partes porque uno vota donde está y, si alguien, en su día, decidió irse, es muy libre", pero lo hizo "con todas las consecuencias".

"LOS QUE SE QUEDARON"

Por ello, cree que ahora, si se procede a la modificación legal, debe hacerse con garantías y ha destacado que, "desde un punto de vista social, moral, de ética ciudadana tuvieron más merito" los amenazados "que se quedaron que los que se fueron".

"Con eso, no estoy diciendo que los que se fueron hicieran nada en absoluto, nada contrario a la Ley ni a la moral, pero, desde el punto de vista de moral social y pública, los que se quedaron, pese a estar amenazados, que había miles de personas amenazas, tienen, sin duda, mucho más valor ético y político que los que se fueron, porque hay gente que en las mismas circunstancias se quedó", ha añadido.

Por ello, ha reiterado que, "siendo la idea muy positiva, hay que establecer las garantías para que se acredite realmente el motivo" por el que abandonó el País Vasco "porque mucha gente se fue por motivos económicos o profesionales".

El máximo representante del ministerio público en Euskadi ha considerado que "es perfecto" que ahora las personas que se fueron por amenazas terroristas "quieran votar aquí y acogerse a ese derecho, pero que se acredite".

"No hace falta una acreditación absoluta, pero, por lo menos, sí mínima. Hay que ser especialmente estrictos y rigurosos, y cualquier excepción al Régimen General de la Ley exige una interpretación estricta, restrictiva, no expansiva, en esta Ley o en cualquier Ley", ha aseverado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies