Cámaras de Comercio vascas prevén caída del PIB del 3% en 2009 y dejar la recesión a partir del tercer trimestre de 2010

Actualizado 29/12/2009 15:30:35 CET

Creen que la tasa de paro podría llegar al 10% en 2010 y trasladan a López más de 60 propuestas de mejora de la competitividad

BILBAO, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Las Cámaras de Comercio vascas prevén para 2009 un descenso del PIB del 3 por ciento y estiman que el abandono de la recesión se empiece a notar en el tercer trimestre del año, aunque no creen que en el conjunto de 2010 haya tasas positivas.

Estas previsiones fueron dadas a conocer hoy en Bilbao en una rueda de prensa ofrecida por el presidente de la Cámara de Comercio de Álava, Román Knörr, el presidente de la Cámara de Comercio de Bilbao, Ignacio María Echeberria, que le dio el testigo como presidente de las Cámaras vascas al presidente de la Cámara de Comercio de Gipuzkoa, José María Echarri, también presente en la comparecencia.

En la comparecencia pública, tras realizar un repaso de las actividades desarrolladas por las Cámaras a lo largo de 2009, analizaron la evolución de la economía vasca este año, en la que ha mostrado "un claro patrón de deterioro", aunque, a su juicio, comienzan a aparecer "algunas señales que hacen esperar que la crisis se esté suavizando en los últimos meses del año".

Con este análisis, su estimación es que el PIB vasco experimente este año un descenso del 3 por ciento y que, a partir del tercer trimestre del año, se empiece a notar el abandono de la recesión, aunque no esperan tasas positivas en el conjunto de 2010.

Por lo tanto, indicaron que las expectativas son "moderadamente optimistas" y la mayor o menor solidez de la recuperación vendrá condicionada por una serie de factores, como el aumento del presupuesto de los consumidores en compras o la mejoría en el mercado de trabajo.

Con una tasa actual de paro del 8,3 por ciento, 4,8 puntos porcentuales más en el mismo trimestre de 2008, las Cámaras de Comercio vascas estiman que el mercado de trabajo seguirá siendo en los próximos meses uno de "los puntos débiles" de la economía vasca. "Posiblemente, quedan atrás los meses de intensa destrucción de empleo, pero el ajuste no ha tocado fondo", añaden.

A su juicio, a pesar de que se pueda dar una mejoría de la situación en 2010, no tendrá un reflejo en el empleo, que se seguirá destruyendo y, en concreto, las Cámaras consideran que no sería de "extrañar" que se acabara el ejercicio con una tasa de paro del 10 por ciento.

Las Cámaras recordaron que la historia evidencia que la tasa de desempleo no empieza a reducirse hasta cuatro trimestres después de que la actividad económica haya recuperado su marcha positiva, a unos niveles en torno al 2 por ciento.

SECTORES

Por sectores, la Industria mantiene "una apreciable" situación negativa, con unos niveles de ventas "muy bajos y unas perspectivas preocupantes, por el reducido nivel que presentan las carteras de pedidos". No obstante, apuntaron que los últimos datos de la actividad industrial proporcionan "algunos atisbos, eso sí débiles, de posible mejoría".

Las Cámaras destacaron que el Indicador de Confianza de la Industria vasca muestra una tendencia de "leve recuperación", aunque se mantiene "en niveles muy reducidos" porque la cartera de pedidos "sigue sin levantar cabeza".

En el caso del sector de la construcción, la evolución es "menos clara" y no muestra "una mejoría apreciable", de modo que únicamente "ve atenuar su negra coyuntura" en la obra pública, mientras que el proceso de ajuste "continúa presionado por un parque inmobiliario todavía elevado".

Las Cámaras añadieron que "el mal momento" por el que atraviesa el resto de sectores productivos comienza a repercutir negativamente en los distintos subsectores del sector de servicios con una evolución negativa de su tasa interanual del -0,6 por ciento.

Por otra parte, indicaron que el ambiente de incertidumbre y la disminución del consumo en los hogares continúa "pasando factura" al sector del comercio minorista y, a finales de octubre, un porcentaje muy elevado de comercios consideraba su nivel de ventas inferior a lo normal y peor que un año antes.

Además, los sectores de transporte y de servicios a las empresas presentan "retrocesos", mientras que el turismo, que registró una campaña de verano algo mejor de lo esperado, se situó en octubre con tasas de disminución en la cifra de viajeros del -2,4 por ciento.

Las Cámaras de Comercio indicaron que el sector exterior ha ido aumentando paulatinamente su contribución al crecimiento del PIB vasco, debido básicamente a la "intensa caída" de las importaciones.

PROPUESTAS

En la actual coyuntura, los responsables de las Cámaras vascas indicaron que la clase empresarial tiene dos tareas, la de salir de la crisis y adaptarse al nuevo modelo económico mundial. En su comparecencia, defendieron que es fundamental y necesario mejorar las perspectivas de crecimiento con "una firme apuesta por abordar reformas estructurales" que adecuen la economía vasca a la nueva situación.

En este sentido, dieron a conocer que en septiembre trasladaron al lehendakari, Patxi López, en una reunión un documento de alrededor de 70 páginas, que recogían 60 propuestas, muchas de ellas ya asumidas por el nuevo Gobierno vasco, que tenían como objetivo la mejora de la productivad y competitividad.

Las propuestas se concentraban en tres bloques con iniciativas a corto, medio y largo plazo. El primer bloque recogía las políticas para el sostenimiento de la actividad económica y el empleo, el segundo, políticas para aumentar el potencial de crecimiento, y el tercero, políticas para un nuevo modelo económico.

Entre las propuestas que trasladaron al lehendakari, se encuentran la de apoyar la financiación de las pymes para evitar su "estrangulamiento financiero", cambios en la política fiscal con reducciones de las cotizaciones a cargo de los empleadores, estimular la actividad empresarial a través de acelerar obras públicas, y fomentar la competitividad mediante la innovación y la internacionalización.

En materia de empleo, defienden la necesiad de una mayor flexibilidad horaria y funcional y adaptar los costes laborales, tanto salariales como otros, a la situación podutictiva. También apuestan dentro de sus propuestas por impulsar la creación de empresas y por unas administraciones públicas "activas y coordinadas".

En relación con el empleo y el retraso en la transferencia de las políticas activas de empleo, el presidente de la Cámara de Comercio de Bilbao, Ignacio Mª Echebarria manifestó que se ha estado "mucho tiempo sin ella" y porque pasen unos meses "no va a pasar nada". A su juicio, lo importante es que "venga bien", con la planificación y financación adecuada.

Por último, en relación al proceso electoral que se abrirá en las Cámaras de Comercio y preguntados por si se presentarán a la reelección en sus respectivos puestos si son propuestos para ello, tanto Echarri como Knörr señalaron que no tienen adoptada una decisión y que lo harán el próximo mes.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Bilbao indicó que su empresa participará en el proceso electoral y "supone" que le propondrán, pero aseguró que no está definida la propuesta.