Los camiones de las obras de la Intermodal de Bilbao entrarán y saldrán por la calle Gurtubay dentro tres meses

Contador
                               Ricardo Barkala
EUROPA PRESS
Publicado 09/10/2017 14:16:08CET

El tránsito se realizará a pocos metros de la entrada y salida a Bilbao por la autopista

BILBAO, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Bilbao ha anunciado este lunes que los camiones que trabajarán en las obras de la nueva Estación Intermodal de Garellano entrarán y saldrán por la calle Gurtubay en un plazo de tres meses. De este modo, el tránsito que realizarán por la capital vizcaína se situará a pocos metros de la entrada y salida a Bilbao por la autopista, por lo que, si se cumplen las previsiones, los camiones "no darán ninguna vuelta" por las calles de la capital vizcaína.

En rueda de prensa, el concejal de Obras, Servicios, Rehabilitación Urbana y Espacio Público, Ricardo Barkala, ha señalado que en quince días tendrán lugar varias afecciones en el entorno de la estación. "En dos semanas se van a cortar una serie de calles, tanto para peatones como para vehículos", ha adelantado Barkala.

El inicio de las obras supondrá, tal y como estaba previsto, la desaparición de dos de los carriles de circulación de la calle Pérez Galdós, si bien se garantizará el tránsito en los otros dos carriles restantes ejecutados con la estación provisional.

Igualmente, con el objetivo de garantizar la movilidad de las personas, el Ayuntamiento de Bilbao remodelará las aceras de la calle Luis Briñas. Una de las aceras quedará inhabilitada como consecuencia de las obras, y la otra se adaptará para garantizar el mejor flujo de personas. "Para ello se eliminarán todos los elementos presentes en la zona, como árboles, terrazas y elementos urbanos, que puedan suponer un obstáculo al tránsito de peatones", ha manifestado Barkala.

EVACUACIÓN DE LAS TIERRAS DE LA EXCAVACIÓN

Respecto a la evacuación de las tierras procedentes de la excavación, que se calculan en torno a los 290.000 metros cúbicos, y con el objetivo de minimizar la afección al tráfico del entorno, durante la primera fase los camiones tomarán la calle Luis Briñas, desde donde saldrán de Bilbao directamente.

En el caso de que sucediera cualquier incidente, y para que los camiones no colapsen el tráfico, el Consistorio bilbaíno realizará una adecuación en la calle Sabino Arana, para garantizar el giro de camiones si se dan situaciones "excepcionales", a modo de una segunda vía de salida para garantizar el buen tráfico general. De ser así, los camiones avanzarían por Perez Galdós hasta Sabino Arana, desde donde saldrían de Bilbao.

En aproximadamente tres meses, una vez estén construidos los muros pantalla que penetrarán unos 30 metros, y para los que se invertirán 11.000 metros cúbicos de hormigón y 900.000 kilos de acero, además de contar con un espesor de 0,80 metros, 4,50 metros de anchura y 20 metros de media de longitud, se procederá a la entrada y salida de los camiones, unos treinta por hora, por la calle Gurtubay, el punto por el que después, una vez concluidas las obras de la Intermodal, circularán los autobuses.

Los camiones trabajarán doce horas diarias, de lunes a viernes, si bien el Consistorio bilbaíno analizará el ritmo que se sigue en las obras de cara a conseguir el "objetivo principal", acabar con ellas "cuanto antes y con las menores molestias posibles".

LA FUTURA ESTACIÓN INTERMODAL DE GARELLANO

La Estación Intermodal de Garellano será la Intermodal de Transporte por carretera de Bilbao y Bizkaia, donde confluirán tranvía, trenes de cercanías, Bizkaibus, Bilbobus, Metro Bilbao, Taxis y los propios autobuses. Además, se complementará con la Estación Intermodal de Abando, dedicada a Transporte Ferroviario.

La estación intermodal soterrada permitirá eliminar los autobuses de la superficie y de Luis Briñas, que pasará a tener solo tráfico local. Dispondrá de unos accesos optimizados por Gurtubay y minimizará las afecciones en el entorno.

También permitirá liberar 7.500 metros cuadrados, que se destinarán a una plaza; un espacio que habrá que sumar a los 62.000 metros cuadrados de oportunidad que se recuperan a través de la actuación en el Corazón de Barrio de Basurto, desde Sabino Arana hasta Rekalde, a los que pronto se sumará la urbanización del soterramiento de Feve hasta Irala.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies