La carretera Mungia-Astoreka se reabrirá en julio, tras el desprendimiento del pasado febrero

Publicado 14/03/2018 16:13:26CET

BILBAO, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La carretera Mungia-Astoreka se abrirá al tráfico en la primera quincena de julio tras concluir las actuaciones necesarias por el desprendimiento de tierra que se produjo el pasado mes de febrero en las cercanías del alto de Astoreka, según ha informado el diputado de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales.

Según han informado las Juntas Generales de Bizkaia, el diputado ha comparecido este miércoles en Comisión, a petición del Grupo Mixto, para informar sobre el deslizamiento de una ladera ocurrido el pasado 13 de febrero en las cercanías de Astoreka, en la carretera que enlaza Fika con Larrabetzu.

Pradales ha explicado que el incidente ha afectado a un tramo de aproximadamente 120 metros de la carretera BI-3102, que provocó el desplazamiento de unos 70.000 metros cúbicos de terreno sobre una superficie de 5,5 hectáreas.

El diputado ha señalado a las intensas lluvias y a una reciente tala de masa forestal como "las causas más probables" de un deslizamiento iniciado a más de 100 metros de la carretera y "sin incidencia de ningún talud" en este caso.

También ha detallado las cuatro fases de las actuaciones, presupuestadas en medio millón de euros, que se efectuarán con la previsión de restituir el tráfico en esta carretera en la primera quincena de julio, si bien ha precisado que el plazo definitivo dependerá de las condiciones meteorológicas durante el desarrollo de los trabajos.

Asimismo, ha informado de que, en los nuevos pliegos de licitación de los contratos de mantenimiento de las carreteras forales, se incluye la obligatoriedad de utilizar nuevas tecnologías de fotografía por satélite, como medida preventiva de eventuales deslizamientos en otros puntos de la geografía de Bizkaia.

TALUDES

Por otro lado, en respuesta a una solicitud de comparecencia del PP, el diputado ha explicado que el inventario de taludes -con una altura superior a cuatro metros y que presentan algún nivel de riesgo para las vías públicas- se concluyó en diciembre de 2017, con la identificación de 820 puntos, que afectan a 182 kilómetros de vías forales y que se inspeccionan dos veces por año para estimar su nivel de riesgo.

Según ha explicado, en los casos de que sea moderado o elevado, que suponen 309 de los 820 taludes inventariados, se procede a efectuar inspecciones exhaustivas, de las que 37 quedan pendientes. Como resultado de estas inspecciones, se ha detectado la necesidad de actuar sobre 109 taludes, que afectan a 12,5 kilómetros de carreteras forales. En 89 de ellos ya se han realizado los trabajos, con un coste de 4,1 millones de euros.

Pradales ha explicado que las intensas lluvias de los últimos meses han conllevado actuaciones extraordinarias en 20 taludes desde el inicio de 2018, con un coste de 400.000 euros. Asimismo, ha avanzado que la entidad foral Interbiak tiene previsto intervenir a corto plazo en obras relacionadas con taludes que afectan a la autopista AP8, en el tramo Ermua-El Gallo e inmediaciones de Larraskitu, y en los túneles de Artxanda.

REDES INTELIGENTES

El diputado también ha respondido a una solicitud del Grupo Mixto para explicar el acuerdo alcanzado con Iberdrola y el Ente Vasco de la Energía (EVE) para la puesta en marcha del programa Bidelek 4.0, que lidera la implantación de las redes eléctricas inteligentes en Euskadi.

Pradales ha explicado que a través del convenio Bidelek Sareak del año 2010, firmado por los mismos agentes, se ha propiciado la instalación de 230.000 contadores inteligentes en Bizkaia. Este nuevo convenio tiene un ámbito temporal de entre seis y siete años y un presupuesto de 30 millones, que será sufragado íntegramente por Iberdrola y el EVE.

MEJORA DEL PUENTE DE ARAKALDO

Por otro lado, la Comisión de Desarrollo Económico y Territorial de las Juntas Generales de Bizkaia se ha completado con la aprobación por unanimidad de una Proposición No de Norma por la que se insta a la Diputación Foral a que aborde los estudios previos necesarios para poder redactar un proyecto constructivo para la mejora del puente de Arakaldo, junto con el Ayuntamiento de la localidad y otras entidades como la Agencia Vasca del Agua.

La iniciativa del grupo juntero de EH Bildu ha sido enmendada conjuntamente por PNV y PSE, que han planteado que se mencione expresamente la necesidad de estudios previos antes de abordar el proyecto constructivo.

La propuesta originaria apuntaba a problemas como la "estrechez" del puente y lo "cerrado "de las curvas de acceso en la carretera foral
BI-4516, lo que provoca dificultades a autobuses y camiones en el entorno de un municipio que ha incrementado "notablemente" su población en los últimos años. Asimismo, se advertía de que el puente actual no cumple con la normativa de prevención de inundaciones.