Los casos de violencia de género en Euskadi se redujeron un 8% en 2010, la primera caída desde 2002

Tontxu Rodríguez, Rodolfo Ares y Mariola Serrano
EP
Actualizado 26/01/2011 15:58:55 CET

Gobierno vasco aprobará en próximos días un decreto para poner en marcha una "ventanilla única" para mujeres maltratadas

BARAKALDO (BIZKAIA), 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

Euskadi registró durante 2010 un total de 4.285 casos de violencia contra las mujeres, lo que supone un 8 por ciento menos que en el año anterior y constituye la primera reducción desde 2002, según ha explicado el consejero de Interior, Rodolfo Ares, durante la firma de un protocolo de colaboración entre la Ertzaintza y el Ayuntamiento de Barakaldo.

En función de los primeros datos del balance sobre violencia de género en 2010, que será presentado en próximos días por el Gobierno vasco, se produjeron dos muertes de mujeres a manos de sus parejas o ex parejas, y otras tres en el ámbito intrafamiliar. La última víctima mortal, Cristina Estébanez, falleció precisamente en Barakaldo el pasado 6 de diciembre.

El consejero ha destacado que los datos reflejan "la magnitud del problema" ante el que hay que hacer "muchísimo que hacer", pero también que se están "haciendo las cosas bien", ya que, desde el año 2002, este tipo de casos "se producían incrementos".

Asimismo, ha detallado que, a fecha 31 de diciembre de 2010, un total de 19 mujeres víctimas de este tipo de violencia contaban con escolta, a las que se suman "otras con contravigilancia u otro tipo de protección". "No escatimaremos esfuerzos para prestar protección para garantizar la seguridad de las mujeres", ha asegurado.

Además, ha anunciado que, "en los próximos días", se regulará, mediante decreto, "un canal unificado" de atención a las víctimas, que supondrá "una ventanilla única del Gobierno" con el objetivo de ser "más eficientes" y atender a las víctimas "de forma integral", evitando que se vean obligadas a ir "de ventanilla en ventanilla".

Según ha explicado su directora, Mariola Serrano, la Oficina de Atención a Víctimas de Violencia de Género está formalizando su "constitución como ventanilla única" para "racionalizar recursos" y evitar una "victimización secundaria".

Con este objetivo, se ha creado una nueva herramienta informática que estará en marcha "en los próximos días" y que integra, en una primera fase, la recogida de información de los distintos servicios directamente gestionados por la Dirección (servicio de atención telefónica a la víctima 24 horas, servicios de asistencia ubicados en los palacios de justicia, las ayudas económicas, atenciones telefónicas y presenciales del personal de la Dirección).

Con esta herramienta, se podrá, entre otras cuestiones, "realizar con mayor agilidad los avisos sobre excarcelaciones y permisos penitenciarios" de los agresores. Además, se está trabajando en una segunda fase en la que se pretende integrar los datos de otros ámbitos como la Ertzaintza, el Departamento de Educación, el de Vivienda y Empleo.

Serrano ha destacado la importancia de esta medida, así como de la firma de protocolos como el suscrito este miércoles en Barakaldo para regular la colaboración para la gestión de casos de violencia de género o violencia doméstica.

PROTOCOLO EN BARAKALDO

El protocolo ha sido presentado en el Ayuntamiento de Barakaldo en un acto en el que ha estado presente, además del consejero y la directora de Oficina de Atención a las Víctimas, el alcalde de la localidad vizcaína, Tontxu Rodríguez.

Durante su intervención, Ares ha resaltado que esta firma constituye "un paso más" en la "enorme tarea" que, tanto las instituciones públicas como la sociedad, en general, deben desarrollar para erradicar la "lacra" de la violencia de género.

No obstante, ha insistido en que "el esfuerzo" de la administración no es "suficiente", sino que es necesario que exista "una implicación" del conjunto de la ciudadanía, a la que han emplazado a no mostrar "comprensión" o "justificación" hacia los maltratadores porque "son delincuentes y tiene que ser perseguido y percibir el rechazo y la repulsa".

El convenio establece un protocolo de coordinación entre la Ertzaintza y la Policía Local de Barakaldo, con la finalidad de gestionar todos los posibles casos de violencia doméstica o de genero que ocurran en la ciudad.

Aunque ya existía una coordinación permanente entre ambas policías, a partir de ahora se contará con una regulación por escrito las prácticas y procedimientos que se seguirán. La gestión de las agresiones machistas se extenderá a todas las fases, desde el instante en que policialmente se tiene conocimiento del hecho, durante las propias fases del procedimiento judicial e incluso tras existir sentencia definitiva por la autoridad judicial.

El protocolo regula la normativa aplicable, la titularidad y competencia de los casos, la comunicación entre los dos cuerpos policiales y la instrucción de las diligencias.

En el acuerdo también se establece cómo serán las comunicaciones de la Ertzaintza con el área de Igualdad del Ayuntamiento (desde la información hasta el traslado, si la mujer accede, a la casa de acogida para víctimas de malos tratos), así como el procedimiento de actuación municipal para estos casos.

Tras explicar el contenido del acuerdo, el alcalde de Barakaldo ha subrayado la "firmeza" del Ayuntamiento contra la violencia contra las mujeres, con medidas como la puesta en marcha de una Unidad Integral contra la Violencia de Género, que se reúne, una vez al mes, el servicio de atención psicosocial a las mujeres, la atención jurídica, una casa de acogida, un servicio de teleasistencia y programas de formación en empleo.

Rodríguez ha resaltado la labor realizada en los talleres de sensibilización y prevención, o las campañas que se han realizado para concienciar e implicar a la ciudadanía contra esta lacra social. Entre ellas, ha destacado "el éxito" de la campaña desarrollada con hombres en los bares de la ciudad y por la que han recibido el Ministerio de Sanidad e Igualdad "nos ha felicitado" y está estudiando "poner en marcha iniciativas similares".

Finalmente, ha realizado un llamamiento para que los casos de violencia contra las mujeres sean "castigados ejemplarmente" con "una estricta aplicación de la Ley" para que "los maltratadores, los asesinos, paguen por sus culpas, y además, la sociedad civil les conozca y les repudie".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies