CC.OO. denuncia incumplimientos de la normativa en la muerte de un trabajador subcontratado en Nervacero

Actualizado 14/11/2011 19:39:20 CET

BILBAO, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Industria de CC.OO. de Euskadi ha denunciado que el departamento de Nervacero en el que este lunes por la mañana ha fallecido un trabajador, al parecer por un infarto, no cumplía las condiciones de salud laboral adecuadas, ya que es una sección "proclive a los golpes de calor".

El fallecido era trabajador de la contrata Montajes Eissen. La muerte se ha producido en torno a las 11.30 horas en las instalaciones de Nervacero. Su cometido en la empresa, de un solo día de duración, consistía en hacer reparaciones en los bajos del horno de laminación durante el período de parada, que se realiza habitualmente todos los lunes.

Las causas del accidente están siendo investigadas dado que el trabajo que realizaba implicaba estar expuesto a altas temperaturas con riesgo de estrés térmico, espacio confinado y esfuerzos físicos, entre otros riesgos.

La investigación determinará las causas del fallecimiento, si bien su muerte ha revelado, según CC.OO., varios "fallos" en la organización del trabajo: "falta de protocolo específico para esta tarea y que el único existente asimilable implica periodos de trabajo-descanso, rotación de equipos y retirada del trabajador ante cualquier síntoma de malestar".

A la espera de que se determine si se cumplían estas premisas, se han constatado, según fuentes de los trabajadores de la contrata citadas por CC.OO., "episodios leves de estrés térmico, lo cual nos hace sospechar que el control de Nervacero y las empresas contratadas puede no ser el adecuado para prevenir estos hechos".

El operario se ha encontrado indispuesto sobre las 8.30 horas, pero ha continuado trabajando durante aproximadamente dos horas más, momento en el cual ha decidido abandonar el puesto de trabajo dado que no se recuperaba de sus síntomas. A pesar de que ha sido atendido por el Servicio Médico de Empresa y por una UVI móvil desplazada hasta el lugar, no ha sido posible reanimarle falleciendo dentro de las instalaciones.

Ante este siniestro laboral, CC.OO. ha secundado la decisión del comité de empresa de paralizar la actividad productiva desde las 16.00 horas de este lunes durante 24 horas, así como la convocatoria de una concentración para este martes a las 15.30 horas en la puerta de las instalaciones, a la que ha llamado a los trabajadores a secundar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies