La coalición EB-Aralar se presenta como "alternativa" a una izquierda abertzale que "sigue sin rechazar la violencia"

Actualizado 10/05/2007 14:53:21 CET

Apuesta por "el empleo estable y con derechos, la vivienda a precio asequible, el desarrollo sostenible y servicios públicos de calidad"

SAN SEBASTIAN, 10 May. (EUROPA PRESS) -

La coalición EB-Aralar afirmó hoy que representa "una izquierda vasca alternativa" y "comprometida con la paz y el diálogo" que busca "ganar la confianza de quienes se han cansado de esa izquierda abertzale que sigue sin rechazar la violencia de ETA, y de creer en un PSOE que se define vasquista, pero niega el derecho a decidir y defiende, junto al PP, la 'Ley de Partidos'". Además, apuesta por "el empleo estable y con derechos, vivienda a precio asequible, el desarrollo sostenible, y servicios públicos de calidad".

El coordinador general de EB-Berdeak, Javier Madrazo, y el vicecoordinador general de Aralar, Jon Abril, presentaron en San Sebastián el programa de la coalición de la coalición junto a su candidata a diputada general de Gipuzkoa, Rebeka Ubera, y a la alcaldía de San Sebastián, Duñike Agirrezabalaga.

Madrazo afirmó que la coalición EB-Aralar "representa a la izquierda vasca alternativa, transformadora y plural, capaz de escuchar, de pactar, y convivir". "Una izquierda verdaderamente comprometida con la paz y con el diálogo democrático, y con la conquista de una sociedad más justa, integrada por personas iguales en derechos", añadió.

Madrazo se comprometió a "no seguir el juego de quienes sólo quieren hablar del 11-M o de las candidaturas de Batasuna", y a "representar el voto que no quiere dar su apoyo a quienes no rompen con la violencia, la izquierda abertzale, y a quienes niegan el derecho a decidir, como el PSOE".

Asimismo, aseguró que la coalición busca "fortalecer el espacio político y social de la izquierda vasca y dar una alternativa" al tiempo que intenta "ganar la confianza de quienes se han cansado ya de esa izquierda abertzale que sigue sin rechazar la violencia de ETA y de creer en un PSOE que se define vasquista, pero niega el derecho a decidir y defiende junto al PP la 'Ley de Partidos'".

"DERECHO A DECIDIR"

El coordinador general de EB aseguró que la coalición representa "una izquierda democrática que reivindica el derecho a decidir como eje central de una nueva política de participación de la ciudadanía", y que "ha demostrado que el acuerdo entre diferentes en Euskadi es posible". Como objetivos, Madrazo apuntó al "empleo estable y con derechos, la vivienda asequible, el desarrollo sostenible, y unos servicios públicos de calidad".

Para transmitir a la ciudadanía sus propuestas, la coalición EB-Aralar se servirá de más de 100.000 trípticos informativos y de un autobús que recorrerá los pueblos guipuzcoanos para recoger sugerencias y ofrecer información.

Por su parte, Abril aseguró que la coalición afronta las elecciones "con ilusión y esperanza de que la izquierda se convierta en referente" de los ayuntamientos y Diputación de Gipuzkoa. Abril aseguró que la coalición, "ante todo", va a "trabajar por la pacificación y normalización política del país", para que "Euskal Herria pueda decidir libremente su futuro".

Además, apostó por una Gipuzkoa en la que "las políticas sociales y fiscales sufran un giro a la izquierda, se garantice vivienda para todos, se tenga en cuenta a las personas mayores, se luche por la igualdad entre hombres y mujeres, se haga frente a la precariedad laboral y el euskara sea su lengua propia".

"ABIERTO A ACUERDOS"

A preguntas de los periodistas sobre un posible pacto con el PNV tras las elecciones, Abril y Madrazo afirmaron que "habrá que esperar a los resultados". No obstante, se mostró "abierto a acuerdos siempre que se respeten los contenidos y programas", ya que "la coalición es una izquierda que quiere participar en las instituciones e incidir en la gobernabilidad de los municipios".

Sobre la influencia de la presencia de ANV en las elecciones en los resultados de la coalición, Madrazo aseguró que tienen "un espacio claro y enorme" por lo que no tienen "temor a que nadie ocupe ese espacio de todas las personas de izquierdas comprometidas con la paz, la justicia y políticas sociales comprometidas con la sociedad".

Finalmente, Abril apuntó que saldrán "beneficiados en normalización y tranquilidad de los pueblos", ya que, a su juicio, "es un elemento importante de normalización de los municipios que los ciudadanos puedan decidir como están representadas las fuerzas políticas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies