El Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa destaca la importancia de la donación de órganos y médula ósea

Charla del colegio enfermería de Gipuzkoa
COEGI
Publicado 03/05/2017 18:23:44CET

La tasa de donación alcanzó en 2016 en Euskadi los 65 donantes por millón de población, por encima de la media estatal

SAN SEBASTIÁN, 3 May. (EUROPA PRESS) -

La sede del Colegio Oficial de Enfermería de Gipuzkoa (COEGI) en San Sebastián acogerá este jueves una nueva charla de su IV Edición del Espacio de Salud y Cuidados para Ciudadanos titulada 'Donación de órganos y médula ósea, ¿qué supone ser donante?. En primera persona: Mi experiencia con un órgano trasplantado'. La tasa de donación alcanzó en 2016 en Euskadi los 65 donantes por millón de población, por encima de la media estatal.

La charla será impartida por la enfermera Lucía Elósegui, coordinadora de Trasplantes de OSI Donostialdea, y el donostiarra Juan Manuel Lorenzo, economista de profesión que hace tres años fue trasplantado de hígado debido a una enfermedad degenerativa y que hoy forma parte del Equipo Nacional de Deportistas Trasplantados. La entrada es libre hasta completar aforo.

El COEGI ha destacado que cualquier persona puede ser donante de órganos siempre que no tenga una enfermedad transmisible, fundamentalmente enfermedades oncológicas. Tal y como explica Lucía Elósegui, "al margen de ello todo el mundo puede ser donante e incluso hemos tenido un donante de 89 años, porque la edad no es un limite para la donación".

La Coordinadora de Trasplantes subraya que, con la actual Ley en vigor, "todos somos donantes de órganos si no hemos explicitado específicamente que no lo queremos ser". "Cuando una persona fallece preguntamos a la familia cuál era la voluntad de la persona fallecida. Si queremos ser donantes, lo importante es decírselo a la familia o los amigos", ha afirmado.

Además, ha apuntado que existe la opción de hacerse donante mediante carnets que tramitan las asociaciones de pacientes trasplantados y, recientemente, se ha comenzado a incorporar en la historia electrónica de Osakidetza si el paciente desea ser donante.

Según datos facilitados por Osakidetza, en 2016, la tasa de donación alcanzó en Euskadi los 65 donantes por millón de población (PMP), por encima de la media estatal, situada en 43 donantes por millón de población. Elósegui ha subrayado que las cifras de donación vascas han crecido tras la puesta en marcha en 2015 de nuevos programas como la donación en asistolia.

En cuanto a la donación de médula ósea, la edad para poder ser donante es de 18 a 55 años. Las personas interesadas deben apuntarse en un registro de donantes para lo cual, en el caso de Gipuzkoa, deben llamar al Hospital Universitario Donostia, donde se les extrae una muestra y se les informa adecuadamente de todo el proceso. "Los datos de esa extracción se inscriben en el registro estatal de médula ósea y pasa a estar disponible para donar a cualquier paciente del mundo que le necesite", ha señalado.

Para la donación de médula ósea existen dos sistemas. Uno de ellos consiste en pinchar en las crestas iliacas, y el otro utiliza una técnica denominada aferesis -la más utilizada hoy en día-, en la que se colocan dos vías periféricas en los brazos.

"Una máquina extrae la sangre, centrifuga los progenitores hematopoyéticos y los demás componentes de la sangre los introduce por el otro brazo. Es una técnica sencilla pero que requiere de unas 3-4 horas y, además, en paciente sano por lo que es muy raro que se produzcan complicaciones", ha explicado Elósegui.

TESTIMONIO

En la charla, Juan Manuel Lorenzo, donostiarra nacido en 1967 y economista de formación y profesión, aportará su experiencia. En 2014, fue trasplantado de hígado a causa de una enfermedad degenerativa que le había sido diagnosticada en 1988, denominada colangitis esclerosante primaria, de origen autoinmune y que afecta a las vías biliares.

"Tras las primeras semanas post trasplante y en la medida en que recuperaba mi estado físico -explica-, percibí que el deporte estaba siendo parte importante de mi proceso de mejora y recuperación. Con 49 años y después de 25 inactivo, retomé la práctica deportiva diaria". En la actualidad, Juan Manuel Lorenzo es miembro del Equipo Nacional de Deportistas Trasplantados y de la Asociación Deporte y Trasplante España. En su opinión, "un trasplante quizás sea la mayor manifestación de amor que un donante y su familia pueda realizar en su vida".

Según los datos de Osakidetza, prácticamente 9 de cada 10 familias (el 89,5%) se manifiesta positivamente hacia la donación, alrededor de 5 puntos por encima de la tasa estatal y también por encima de las cifras europeas y americanas (70-80%).

En 2016, 285 personas recibieron un órgano en Euskadi y, en los últimos 10 años, se han realizado un total de 2.420 trasplantes de órganos a pacientes vascos (1.478 renales, 690 hepáticos, 139 cardíacos y 113 pulmonares). También se registraron 1.502 donantes de Precursores Hematopoyéticos (médula ósea) en el Registro de la Fundación Internacional Josep Carreras, lo que supone que se ha superado en un 25% los objetivos previstos.

NO a la violencia contra las mujeres
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies