Comienza el derribo del convento de Kristobaldegi en el barrio de Txomin-enea de San Sebastián

Actualizado 27/06/2014 14:44:53 CET

SAN SEBASTIÁN, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El derribo del convento de Kristobaldegi, en el barrio de Txomin-enea de San Sebastián, a comenzado este viernes, en el marco de la operación que se está llevando a cabo en la zona para evitar inundaciones por desbordamiento del río Urumea.

En un comunicado, el edil donostiarra de Urbanismo, Ricardo Burutaran, ha anunciado que a lo largo del mes de julio convocará a las empresas constructoras a una jornada informativa abierta "de cara a contrastar su interés".

Además, ha indicado que para sustituir el ala del convento que se ha comenzado a derribar este viernes se construyó un edificio a tres metros de altura en la zona sur, donde ya viven las monjas. Un inmueble "de fachada moderna y placas solares diseñado por la arquitecta Izaskun Larzabal y que se ha construido junto a la iglesia", ha apuntado. Tras el derribo comenzará la construcción de un nuevo muro que delimitará los terrenos propiedad de estas monjas de clausura.

La superficie de total a derribar es de 510 metros cuadrados dividida en tres partes, el presupuesto es de 129.449,47 euros (IVA incluido) y el plazo de ejecución de tres meses. La operación de Txomin-Enea prevé la construcción en su primera fase, de 424 viviendas de Protección Oficial (VPO), 132 tasadas y 281 libres, además de otras 106 destinadas a realojos.