Comienzan las obras del primer parque para perros de Barakaldo

Barakaldo
AYUNTAMIENTO
Actualizado 29/01/2018 12:16:37 CET

BILBAO, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barakaldo ha dado inicio a las obras que transformarán una zona del parque de Clara Campoamor en el primer espacio delimitado para el esparcimiento de las mascotas. La alcaldesa, Amaia del campo, se ha acercado este lunes hasta el lugar, donde ha explicado que en los más de 2.000 metros cuadrados de parque se instalarán una decena de elementos de juego.

La creación de zonas de esparcimiento para perros en la ciudad era uno de los compromisos adquiridos por la alcaldesa de Barakaldo con la ciudadanía y la obra tiene una duración máxima de dos meses, según ha resaltado el Consistorio.

Después de estudiar las ubicaciones posibles que ofrece la ciudad para albergar un equipamiento de este tipo, se ha optado por crear el primero de estos espacios en Clara Campoamor, "una zona céntrica, accesible desde diferentes puntos del parque y amplía como para que puedan disfrutar las mascotas".

"En Barakaldo tenemos más de 7.000 perros censados y siempre hemos defendido la necesidad de contar con espacios delimitados para ellos donde puedan jugar tranquilos y ejercitarse seguros", ha indicado Del Campo.

Tras valorar que ha llegado la hora de que la ciudad cuente con un espacio así, ha incidido en que el Consistorio no se ha conformado con un simple espacio delimitado sino que "queríamos que fuera especial, que aportase algo diferente", en relación a los elementos de juego.

Para ello, la alcaldesa se ha reunido con diferentes propietarios de mascotas de la ciudad a quienes les han preguntado cómo les gustaría que fuese el primer parque canino de la ciudad, qué necesidades observaban, qué elementos veían necesarios. Estas sugerencias han sido trasladadas a los técnicos que han diseñado el parque canino.

De este modo, este primer parque para perros contará con nueve elementos de juego basados en balancines, recorridos de obstáculos, túneles y puentes. "Este tipo de equipamientos están aflorando ahora en las ciudades y ofrecen a las mascotas la oportunidad de realizar circuitos de agilidad, ejercitándose y divirténdose a la vez", ha explicado Del Campo.

INVERSIÓN

El Ayuntamiento ha invertido 21.000 euros en la puesta en marcha de este nuevo servicio que, además, contará con una fuente adaptada a mascotas.

"Es importante dejar claro que en esta zona de juego existirá la misma obligación de recoger los excrementos de los perros que existe en la calle. Es decir, cada propietario es responsable de dejar limpio este espacio para que pueda ser utilizado con total normalidad. Desde el Ayuntamiento también pondremos nuestro granito de arena en esta tarea con la colocación de sanecanes", ha insistido Del Campo.