Comité de Babcock pedirá a la Sepi que cumpla el acuerdo de mantener la plantilla hasta mayo de 2011

Actualizado 20/10/2010 21:20:09 CET

Se reunirá este jueves para analizar la nueva situación tras el anuncio de A-TEC del inicio de un proceso de reconversión

BILBAO, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de Babcock se reunirá a primera hora de este jueves para analizar el anuncio de A-TEC, grupo propietario de la planta de Galindo (Bizkaia), de iniciar un proceso de reconversión al fracasar la financiación de su deuda. Además, se dirigirá a la Sepi para ver si en esta nueva situación cumple con el acuerdo de garantizar la plantilla de la empresa de bienes de equipo hasta mayo de 2011.

En declaraciones a Europa Press, fuentes del comité han denunciado no haber recibido ninguna información oficial del grupo y de haberse enterado del anuncio de A-TEC "por internet". "Es más, la empresa tuvo ayer una reunión con la Sepi, en la que se supone que les informaría de la situación del grupo, y tampoco nos han informado de nada", han añadido.

Aunque no han tenido comunicación oficial del estado financiero del grupo, los representantes de los trabajadores de Babcock sí conocían "por oídas" que A-TEC estaba "muy mal, pero no tanto como para la insolvencia de la que hablan los medios".

"Esto nos deja en una situación bastante caótica, porque A-TEC dice que cada empresa se puede mantener por sí sola, pero Babcock llevamos bastante tiempo manteniéndonos en ficticio. El comité lo llevamos denunciando a todos los estamentos, tanto a la Sepi como a los grupos políticos, que el grupo mantenía a Babcock en ficticio. No era posible, con las pérdidas que viene acumulando Babcock año tras año, más de 60 millones de euros en tres años, y con la cartera de trabajo bajo mínimos", han señalado.

Los sindicatos de la empresa vizcaína seguirán con los cauces de comunicación con los grupos políticos y la propia Sepi, para "ver si con capaces de mantener los acuerdos" que tienen con la sociedad estatal, que garantizaban la plantilla de Babcock hasta mayo de 2011.

Los trabajadores, que llevan más de ocho meses sin tener relación con el consejero delegado de la empresa, pidieron el pasado 13 de octubre mantener una reunión con él para que les hablase de qué pensaba el grupo de la situación de Babcock, sin que hasta ahora hayan recibido respuesta. "Nos tiene totalmente desinformado al comité", han criticado.

La planta vizcaína de Galindo mantiene una actividad "bajo mínimos", teniendo carga de trabajo en válvulas hasta diciembre de 2010 y en equipamientos industriales hasta abril de 2011. "No tenemos nada más, hay ofertas pero ninguna firmada", han explicado.