Condenado a 26 años de cárcel el hombre que mató a su ex pareja

Actualizado 27/06/2014 17:03:15 CET

SAN SEBASTIÁN, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Gipuzkoa ha condenado a 17 años y medio de prisión por un delito de asesinato, y a otros nueve por homicidio en grado de tentativa y de lesiones, al hombre que mató a su expareja, Rosario Román de la Fuente, y agredió a la hija de ésta, Yolanda Sánchez Román, en Hernani en julio de 2011.

En la sentencia, fechada el pasado día 12 y contra la que cabe interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo, se condena al acusado, F.R.A. a 17 años y medio por un delito de asesinato, así como a la inhabilitación absoluta y el abono de las costas.

También se le impone una pena de siete años de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa y a otros dos años de cárcel por sendos delitos de lesiones con "instrumento peligroso". Asimismo, se le prohibe aproximarse a una distancia inferior a 500 metros de Yolanda Sánchez, así como acudir a Hernani durante un plazo de 20 años.

Además, tendrá que abonar varias indemnizaciones, una de ellas de 120.000 a la hija de la asesinada en concepto de daño moral, otros 9.300 euros por las lesiones y 27.746 por las secuelas. También se le imponen indemnizaciones por más de nueve mil euros a uno de los dos hombres que acudió en auxilio de la mujer y su hija, y que sufrió lesiones por parte del acusado.

El crimen tuvo lugar hacia las cinco de la mañana del 3 de julio de 2011 en Hernani cuando Rosario Román de la Fuente y su hija, Yolanda Sánchez, se dirigían al domicilio de una tercera mujer en Hernani. El acusado se encontraba a pocos metros de la vivienda durmiendo en un banco y, cuando la mujer y su hija pasaron a su lado, le despertaron y le recomendaron que se fuera a casa a dormir.

Tras su visita a la vivienda, la mujer y su hija fueron a coger un taxi, momento en el que el acusado, "movido por el ánimo de atentar contra la vida de ambas", se acercó a ellas, ocultando un cuchillo, y "de manera sorpresiva y fulgurante", se abalanzó sobre Yolanda y le asestó varias puñaladas.

A continuación, abordó a Rosario y le propinó seis puñaladas en el tórax y corazón. Dos hombres que se encontraban por la zona intentaron socorrer a las mujeres y, al intentar quitarle el cuchillo al agresor, también fueron agredidos.