Condenado a dos años de prisión un ertzaina por golpear a una senadora de Amaiur

Publicado 09/02/2018 17:36:57CET

SAN SEBASTIÁN, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sección Primera de la Audiencia de Gipuzkoa ha condenado a dos años de cárcel por un delito de lesiones a un agente de la Ertzaintza que golpeó a la senadora de Amaiur Amalur Mendizabal, quien sufrió una brecha en la cabeza durante unos incidentes con motivo del registro a la sede de 'Herrira' --organización de apoyo a los presos de ETA y sucesora de Gestoras Pro Amnistía-- por la Guardia Civil en septiembre de 2013.

En la sentencia, fechada el pasado 6 de febrero y contra la que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo en el plazo de cinco días hábiles, se suspende a este agente de sus funciones en la Brigada Móvil de la Ertzaintza y se le impone una indemnización de 3.600 euros a la agredida, así como el pago de las costas.

El presidente de la Audiencia de Gipuzkoa, José Ignacio Subijana, y los letrados Augusto Meso y Maria José Barbarin, consideran probado que el 30 de septiembre en las inmediaciones de la plaza Berri de Hernani, donde tuvo lugar un operativo de la Guardia Civil para registrar la sede de la organización 'Herrira', varias personas se congregaron allí y la Ertzaintza estableció un dispositivo de seguridad ciudadana para "proteger" la operación policial.

Los agentes de la Ertzaintza se ubicaron en distintos puntos, uno de ellos en la confluencia de la plaza con la calle Juan de Urbieta, donde se dispusieron "dos líneas de contención". El agente condenado se encontraba en la segunda línea, con porra y bastón en la mano derecha y escudo en la izquierda.

Una de las personas concentradas en la citada calle, en primera fila, era la senadora de Amaiur, que se identificó como tal mostrando su carnet o credencial acreditativa del cargo a los agentes. En la sentencia se señala que, hacia las 22.50 horas de ese mismo día, agentes de la Guardia Civil salieron del local registrado llevándose con ellos personas detenidas, mientras los allí concentrados proferían gritos de protesta.

En la zona de la calle Mayor de Hernani se produjeron incidentes y carga de los agentes de la Ertzaintza contra las personas allí concentradas, incluyendo el disparo de salvas sin munición. En la zona de la calle Juan de Urbieta, "la situación era más tranquila" y el ahora condenado se incorporó a la primera línea de agentes, enfrente de Mendizabal.

"En un momento determinado el acusado elevó su bastón policial por encima de su cabeza y lo descargó en vertical, hacia abajo, golpeando con él en la cabeza" de la senadora que cayó al suelo, apuntala resolución judicial.

Según se recoge la sentencia, como consecuencia del golpe, Mendizabal sufrió traumatismo frontal con herida inciso-contusa de seis centímetros desde la parte superior de la frente hasta el cuero cabelludo y cervicalgia. La herida requirió sutura y tardó en curar 113 días, resultando tras la curación una cicatriz de seis centímetros en cuero cabelludo, "no visible, por lo que no origina perjuicio estético".