La consejera de Justicia defiende que los conflictos se resuelvan, en "lo posible", a través de la mediación judicial

 

La consejera de Justicia defiende que los conflictos se resuelvan, en "lo posible", a través de la mediación judicial

Actualizado 17/06/2010 13:23:18 CET

En la inauguración del Foro Europeo de la Justicia Restaurativa, aboga por un cambio de mentalidad en los operadores jurídicos

BILBAO, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Justicia del Gobierno vasco, Idoia Mendia, defendió hoy que los conflictos se resuelvan, en "lo posible", a través de la mediación judicial, y abogó por un cambio de mentalidad "en todos los operadores jurídicos".

La titular de Justicia realizó estas declaraciones en la inauguración en Bilbao de la sexta reunión bianual del Foro Europeo para la Justicia Restaurativa, que se celebrará desde hoy y hasta el sábado en el Palacio Euskalduna.

En su intervención, Mendia señaló que, para el Gobierno vasco, es un "honor" recoger el testigo de Verona como sede de este nuevo congreso e indicó que "confía" en que este sexto encuentro sea "fructífero e intenso", tanto en el debate como en el conocimiento compartido.

"Sin duda, servirá para dar un paso más, firme y decidido en la consecución de una justicia que coloque a su vertiente restaurativa en primera línea de su actividad diaria", agregó.

La consejera explicó que uno de "los propósitos" cuando se hizo con la cartera, fue convertir esta legislatura en la de la "implantación y consolidación" de un sistema de justicia "ágil y eficaz", caracterizado por su vocación de servicio público y "cercano" a los sectores económicos y sociales.

"En la consecución de este propósito situaba en un lugar visible y preferente a las víctimas, las grandes olvidadas del sistema penal, así como impul sar la necesaria búsqueda de soluciones diferentes a las utilizadas actualmente, que judicializan conflictos que podrían resolverse de un modo diferente e igualmente satisfactorio, tanto para el sistema de Justicia en su conjunto como para la ciudadanía", explicó.

En este sentido, señaló que parece "claro" que la víctima, quién genera en el sistema de Justicia la "necesidad" de una respuesta punitiva a través de un proceso penal, es la "gran olvidada" a lo largo de dicho proceso. "Formalmente se facilita su participación, pero siempre con un carácter secundario cuando no residual. Y se la considera resarcida cuando el responsable penalmente es condenado y cuando ella obtiene, por el mal causado, una compensación, generalmente económica", apuntó.

Según Mendia, ese propósito "no sólo no ha cambiado, sino que se ha reforzado", ya que "es intención del Gobierno vasco potenciar aquellos mecanismos que den voz a las víctimas en procedimientos penales, a cuya cabeza se encuentra la mediación penal como figura más conocida de la justicia restaurativa".

Además, señaló que hay que aprovechar oportunidades como "este Foro Europeo" para "impulsar" la mediación en Euskadi como "fórmula de resolución de conflictos penales". "Confiamos en que sirva para avanzar en la consecución de las medidas legislativas oportunas para dar carta de naturaleza a la mediación que actualmente se realiza en buen número de juzgados y tribunales", agregó.

En esta línea, indicó que tienen que dar a conocer a la sociedad la existencia de otras fórmulas para resolver "realmente" los conflictos y dar a conocer que es "posible" que un conflicto se resuelva, "no sólo que quede zanjado mediante una resolución judicial".

"Que quién cometió el acto que dio origen al proceso tenga la oportunidad de tomar conciencia real de las consecuencias de sus actos en la persona ofendida, en la víctima. Y que la justicia sea sensible con las víctimas y con sus verdaderas necesidades", pidió.

Mendia aseguró que se trata de un esfuerzo "grande" que requiere, en primer lugar, un cambio de mentalidad de todos los operadores jurídicos, "al menos en aquellas sociedades que no tienen mecanismos legales claros para arbitrar soluciones alternativas a las meramente judiciales".

Al respecto, señaló que "generalmente" se acude a los órganos judiciales para la solución de todos los conflictos de un modo "tradicional" donde la víctima tiene un papel "muy secundario" y una participación "muy escasa".

UNA RESOLUCIÓN "REAL"

"Nada puede sustituir la labor de estos órganos", advirtió, aunque destacó que resulta "obligado" que las administraciones promuevan, desde los propios operadores jurídicos la búsqueda de la resolución "real" de los conflictos, "creando y potenciando sistemas alternativos a los tradicionales".

Para la consejera, las resoluciones judiciales ponen fin a los procesos pero "no siempre, por desgracia, solucionan el conflicto", puesto que "la realidad se empeña en demostrar" que pese a la intervención de juzgados y tribunales las partes no siempre solucionan sus diferencias tras el dictado de una sentencia.

En este sentido, insistió en el compromiso de su Departamento para "impulsar y garantizar" que los derechos de todos los ciudadanos sean atendidos con la debida calidad de las soluciones ofrecidas y destacó que están haciendo un "gran esfuerzo" por "consolidar y extender" vías de solución de conflictos "válidas" entre los particulares, con un carácter público y de "calidad". "Este esfuerzo supone, en Euskadi y en el conjunto de España, un salto cualitativo en el entendimiento tradicional de la administración de justicia", agregó.

ÁMBITO EUROPEO

La consejera de Justicia explicó que en dicha tarea, la dimensión europea puede suponer un salto "cualitativo trascendental", pues Europa viene fijando marcos de actuación a través de las regulaciones que sobre la mediación y la justicia restaurativa viene creando y que los estados deben incorporar a sus legislaciones.

Mendia señaló que los diferentes estados vienen trabajando con fórmulas de auto composición de conflictos que en encuentros, como el celebrado hoy en Bilbao, se ponen en común y comienzan a introducirse en la práctica diaria de los mediadores y operadores jurídicos de otros Estados.

"Europa nos demuestra que las realidades son diversas pero que las necesidades de las víctimas y actores en los procesos judiciales no difieren pese a que la sociedad de la que formen parte. La necesidad de ser escuchada, de ser atendida y sobre todo, de ser resarcida realmente, no sólo económicamente, es idéntica en cualquier parte de Europa y del mundo", indicó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies