La cueva Atxurra es el yacimiento vasco con más grabados, con 113 representaciones

La diputada Lorea Bilbao, junto a investigadores del proyecto
DIPUTACIÓN DE BIZKAIA
Actualizado 16/04/2018 17:51:53 CET

El Arkeologi Museoa mostrará desde este martes algunas piezas localizadas

BILBAO, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

La cueva de Atxurra, situada en el municipio vizcaíno de Berriatua, se ha convertido en el yacimiento arqueológico vasco con mayor número de grabados, con 113 representaciones de animales halladas hasta el momento, y alberga otras evidencias de actividad humana como buriles y láminas de sílex y una lámpara de arenisca.

La diputada vizcaína de Euskera y Cultura, Lorea Bilbao, y el arqueólogo Diego Garate han presentado este lunes en el Arkeologi Museoa de Bilbao el balance de las investigaciones que se están llevando a cabo en el interior de este "santuario prehistórico" de Atxurra, que descubrieron en septiembre de 2015 el propio Diego Garate y el espeleólogo Iñaki Intxaurbe, dentro del programa marco de reestudio de las cuevas y otros yacimientos arqueológicos estudiados en la primera mitad del siglo XX por José Miguel de Barandiaran.

Según han explicado, Atxurra es "especialmente relevante por la alta cantidad de motivos representados en la caverna y por la presencia de otras evidencias de actividad humana asociadas a los espacios decorados".

Los resultados derivados de las dos primeras campañas de estudio del arte parietal paleolítico de la cueva de Atxurra, subvencionado por la Diputación Foral de Bizkaia, han permitido localizar hasta el momento 113 representaciones animales en la cavidad, fundamentalmente bisontes y caballos, aunque también hay, en mucha menor medida, cabras, uros y ciervas, entre otros. Esta cifra le convierte en "el santuario paleolítico con más representaciones de Euskal Herria".

Asimismo, han destacado que la prospección, registro y excavación de las evidencias arqueológicas asociadas a los paneles decorados ha supuesto contar con "una información única" sobre el proceso artístico de las sociedades paleolíticas.

Por un lado, el estudio microscópico de las dos docenas de piezas de sílex recuperadas ha permitido "conocer las herramientas utilizadas por los artistas para crear sus obras de arte: de dónde extrajeron la materia prima, cómo confeccionaron los útiles y cómo los aplicaron contra las paredes".

Por otro lado, el medio millar de restos carbonosos, localizados en la cavidad y analizados en laboratorio, ofrece "una idea" de la iluminación utilizada por los artistas tanto para penetrar en el interior de la cavidad, como para realizar las propias obras de arte y para contemplarlas.

En este sentido, en la llamada "plataforma de los caballos" se han localizado cuatro puntos de iluminación compuestos por hogares de combustión de enebro y roble, mientras que en la "sala de los bisontes" se ha localizado una lámpara móvil compuesta por un canto de arenisca vaciado en una de sus caras para el depósito de combustible.

Asimismo, numerosos restos de carbón dispersos han sido registrados en las estancias decoradas, que indican el uso de antorchas de madera también como recurso lumínico móvil.

De este modo, se identifican, al menos, tres sistemas de iluminación relacionados con la creación y contemplación del arte, a lo que se suman los carbones dispersos por la cavidad.

"Atxurra es un descubrimiento excepcional ya que cuenta al mismo tiempo con una galería de arte y con un taller de artista, por cuanto se disponen de las obras finales, así como de los utensilios que las personas necesitaron para penetrar en el interior de la cavidad para su decoración", han explicado durante la presentación del balance.

Durante los dos años restantes de trabajo 'in situ', se prevé avanzar y profundizar en estos puntos y, además, "las dataciones radiocarbónicas permitirán establecer la cronología o cronologías precisas relacionadas con la decoración del santuario paleolítico de Atxurra".

MUESTRA EN EL ARKEOLOGI MUSEOA

Dentro del programa 'El Museo pieza a pieza', que el Arkeologi Museoa de la Diputación Foral de Bizkaia organiza cada mes, se podrán ver instrumentos que necesitaron las personas que penetraron en el interior de la cavidad hace 14.000 años para grabar en las paredes de Atxurra e iluminar el recinto.

Las personas que se acerquen al Arkeologi Museoa podrán ver un buril de sílex, cinco láminas de sílex y una lámpara de arenisca durante este mes de abril, desde este martes, día 17, hasta el día 29, en horario habitual del museo.