La demanda de cirugía en Osakidetza subirá un 3% y la lista de espera se situará por debajo de los 55 días

Actualizado 16/03/2011 15:21:16 CET

Las medidas para reducir las esperas incluyen la ampliación del parque de alquiler de quirófanos en centros concertados

VITORIA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

La lista de espera para una intervención quirúrgica en el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza se situará este año por debajo de 55 días -en 2010 fue de 52,4--, mientras que la demanda de este tipo de operaciones se elevará un tres por ciento, según los objetivos que maneja el Departamento de Sanidad.

El consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, ha comparecido este miércoles ante la Comisión de Sanidad del Parlamento vasco para informar sobre la situación de las listas de espera en Euskadi y sobre las medidas que su departamento tiene previsto poner en marcha para reducirla en la medida de lo posible.

Según los datos aportados por Bengoa y su equipo, los objetivos para 2011 establecen la demora máxima en cirugía oncológica por debajo 30 días, mientras que la previsión para la cirugía cardiaca es de menos de 90 días y para la electiva -aquella cirugía que no sea de emergencia y que pueda ser demorada al menos por 24 horas--, de menos de 180 días.

La demora media en Osakidetza para una intervención quirúrgica sería, de esa forma, inferior a 55 días. Esta cifra se situó en 52,4 días en 2010. Además, se espera que este año la demanda de intervenciones quirúrgicas se incremente en un tres por ciento, lo que supone que el Servicio Vasco de Salud deberá intervenir aproximadamente a 110.000 pacientes.

Las medidas previstas para mejorar la situación contemplan la apertura de dos quirófanos en el Centro de Alta Resolución de Gernika (Bizkaia) y la habilitación de dos quirófanos adicionales en el nuevo hospital de Mondragón (Gipuzkoa).

Asimismo, se prevé incrementar la jornada ordinaria de tarde y aumentar la ocupación de los quirófanos en un uno por ciento. Además, se espera ampliar el parque de alquiler de quirófanos en centros concertados -dos en Álava y dos en Bizkaia--, lo que permitirá realizar unas mil operaciones más al año.

En caso de que sea necesario, el Departamento de Sanidad podría "aumentar las opciones de externalización o de autoconcertación hasta conseguir el cumplimiento de los objetivos" fijados.

OFICINA TÉCNICA

A largo plazo, Osakidetza contempla la creación de una oficina técnica de gestión de listas de espera. Este recurso tendría funciones de coordinación, control y seguimiento de los objetivos marcados en el registro o la gestión de entradas y salidas, y sería responsable del programa de auditoria de calidad en la gestión de listas de espera en todos los centros.

Al margen de las intervenciones quirúrgicas, los objetivos en el campo de las consultas externas sitúan la lista de espera en menos de 30 días, mientras que se prevé que la demanda de consultas aumente un dos por ciento.

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS

En las pruebas complementarias -entre ellas las mamografías o colonoscopías--, la previsión es de una demora media inferior a los 30 días. Al igual que en las intervenciones quirúrgicas o las consultas externas, la demanda se incrementará en este campo, en este caso en un 3,5 por ciento.

El consejero de Sanidad ha rechazado que la demora media vaya a "dispararse" y ha rechazado entrar en "polémicas" sobre la situación actual y anterior del Servicio Vasco de Salud. Además, ha destacado que el objetivo es equipararse a "los mejores de Europa".

Además, ha subrayado que el sistema de salud "está vivo" y se está adaptando ante una situación de crisis para poder hacer frente a las crecientes necesidades sanitarias de la población. Bengoa ha destacado la importancia de "hacer más con menos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies