Desarticulada una célula que robaba en viviendas y locales al ser sorpendidos sus integrantes robando en Errenteria

Publicado 05/04/2018 13:23:26CET

SAN SEBASTIÁN, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Ertzaintza ha desarticulado la semana pasada una célula itinerante que robaba en viviendas y locales al ser sorpendidos sus integrantes, dos de ellos de 41 años y otro de 30, cuando asaltaban una vivienda en Errenteria (Gipuzkoa).

Según ha informado el departamento vasco de Seguridad, la presencia de miembros de esta banda ya fue detectada por la Ertzaintza en octubre del pasado año, en una investigación en la que se les incautó material utilizado para la comisión de robos, tales como ganzúas.

Las investigaciones efectuadas por el Servicio de Investigación Criminal de la Ertzaintza en Gipuzkoa han permitido la desarticulación, la semana pasada, de este grupo delictivo itinerante compuesto por tres varones, dos de 41 y otro de 30 años de edad.

Al tenerse conocimiento recientemente del retorno a Euskadi de algunos de los miembros de esta banda la Ertzaintza estableció un dispositivo de vigilancia en torno a ellos que permitió comprobar cómo los integrantes del grupo se desplazaban por diferentes localidades de Gipuzkoa, siempre tomando rigurosas medidas de seguridad.

Pese a la adopción de estas precauciones, el pasado domingo los agentes del dispositivo fueron testigos de cómo dos de los tres integrantes de la banda accedían al interior de un inmueble del barrio de Sorgintxulo, en Errenteria, tras abrir la puerta del portal con una tarjeta de plástico. El tercer integrante permanecía mientras tanto en labores de vigilancia al volante de un vehículo.

Cuando los dos primeros, tras salir del inmueble, llegaron a la altura del vehículo que les esperaba fueron interceptados por los ertzainas que los vigilaban.

Los agentes les localizaron encima diversos objetos como joyas, teléfonos móviles, un ordenador portátil, además de varias ganzúas y otros utensilios utilizados para la comisión de los robos, por lo que procedieron a la detención de los tres varones.

Tras los arrestos, se efectuaron sendos registros en dos inmuebles utilizados por la banda, una vivienda de Astigarraga y un pabellón industrial de Oiartzun. En este último fueron localizados gran cantidad de instrumentos destinados a la comisión de robos, tales como ganzúas, galgas, brocas, herramientas, terminales de telefonía, así como bombines de cerraduras de diferentes tipos usados por el grupo para su entrenamiento en la neutralización de los sistemas de cierre de los mismos.

Las indagaciones realizadas conjuntamente por agentes del Servicio de Investigación Criminal de la Ertzaintza en Gipuzkoa y de las comisarías de Deba-Urola y Hernani han permitido determinar, además, la presunta implicación de los tres detenidos en otros tres delitos cometidos recientemente, dos de ellos en un hipermercado de Arrasate, donde sustrajeron dos ordenadores portátiles, y el tercero en un establecimiento hostelero de Astigarraga, en el que se apoderaron de un teléfono móvil. Los tres detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Guardia de San Sebastián.

Contador