Descienden en un 38 por ciento los delitos cometidos en la zona de Juan de Garay de Barakaldo en el primer semestre

Actualizado 21/08/2009 17:35:17 CET

El alcalde afirma que no cesará en "la búsqueda de la conciliación entre el descanso y la seguridad de los vecinos, y el ocio"

BILBAO, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Barakaldo, Tontxu Rodríguez, afirmó hoy que, con motivo de las actuaciones de la Policía Local en la zona de Juan de Garay, descendieron un 37,8 por ciento los delitos cometidos en el primer semestre de 2009 respecto al mismo periodo de 2008. El primer edil aseguró que no cesará en "la búsqueda de la conciliación entre el descanso y la seguridad de los vecinos, y el ocio de los jóvenes"

En una comparecencia ante los medios de comunicación, Rodríguez realizó un balance de las actuaciones de la Policía Local en la zona de ocio de Juan de Garay, con el objetivo de "garantizar la conciliación entre quienes optan por el ocio y la diversión respetuosa con el resto de ciudadanos y con el entorno, y quienes optan por el descanso".

Según aseguró, se produjo un descenso global de delitos del 37,8 por ciento, lo que significa que, de cada 10 actos delictivos que se cometieron en el primer semestre de 2008, se ha reducido a seis.

En esta línea, destacó la bajada en un 64 por ciento de los delitos de lesiones, que, de esta forma, se reducen de tres a uno de este tipo de hechos delictivos. En concreto, en la calle Lasesarre se pasó de seis en 2008 a ninguno en 2009. La Policía Municipal ha desarrollado un dispositivo policial frente a la discoteca Anaconda a la hora de salida de jóvenes del establecimiento.

Tontxu Rodríguez subrayó que la disminución de los delitos no se produce exclusivamente en Juan de Garay, sino también en Lasesarre , Letxezar, Murrieta y Zaballa.

Además, explicó que la mayoría hurtos ocurrieron en el interior de los locales de ocio, es decir, dentro de los bares o discotecas, debido, sobre todo, "a descuidos o excesos de confianza del propietario, donde depende más de la protección de estos bienes que realicen sus propietarios que de la presencia policial". También destacó "el descenso importante", en un 65 por ciento, en el número de "objetos peligrosos" que se han retirado a los jóvenes.

CIERRE DE DOS PUB

El alcalde manifestó que, además de la normativa referente a seguridad ciudadana, es necesario "velar por el cumplimiento de otras normativas como, por ejemplo, la Ley General de Protección del Medio Ambiente".

Por esa razón, se han cerrado temporalmente dos Pubs en la zona, como son el Serpa y el Stop & Go. El Serpa permanecerá cerrado hasta el 28 de Agosto, cumpliendo la sanción de "cese temporal de la actividad durante 15 días por las molestias causadas por el ruido al no cerrar sus puertas mientras desarrolla su actividad".

Txontxu Rodríguez recordó que "es obligatorio, para evitar fugas de ruido, que estos establecimientos tengan las puertas cerradas mientras desarrollan su actividad y garantizar, así, el aislamiento acústico y, por tanto, evitar molestias a los vecinos".

Por su parte, el Stop & Go se encuentra cerrado y no podrá ejercer su actividad hasta que instale un limitador-registrador de ondas sonoras, un sistema de registro y autocontrol de emisiones acústicas durante el desarrollo de la actividad.

De esta manera, se garantiza que no se sobrepasen los valores máximos de niveles sonoros establecidos para cada grupo (90 decibelios en ambos casos) y los responsables municipales podrán disponer de información en tiempo real sobre el horario de funcionamiento y el nivel de ruido generado en el local.

Además, tendrá que abonar una sanción de 24.040 euros por celebrar un concierto de música en vivo sin que la licencia de pub, de la que dispone, le habilite para ello.

En este sentido, Rodríguez aseveró que el Consistorio continuará "por la senda trazada". "No vamos a ceder en buscar una adecuada conciliación entre el descanso y seguridad de los vecinos y el ocio de los jóvenes. Los datos manifestados nos animan a continuar por el camino iniciado", apuntó.

TRANSFORMACION URBANA

El alcalde señaló que, gracias a la revitalización y transformación urbana de Barakaldo, el municipio "comenzó a hacerse atractivo, tanto para los propios baracaldeses como para vecinos del resto de los municipios de la comarca".

En esta línea, dijo que, "si bien esta trasformación ha servido para generar áreas de negocio relacionadas con el ocio, también ha servido para que se hayan producido algunos episodios de altercados debido, principalmente, a la gran concentración de personas en un espacio relativamente pequeño y que los jóvenes lo habían adoptado de moda".

Tontxu Rodríguez manifestó que estos episodios dieron lugar al desarrollo de "acciones de control policial de dichas zonas destinadas al ocio juvenil principalmente, pero no exclusivamente".

Por ello, destacó que, "desde el área de seguridad ciudadana, se adoptaron medidas concretas añadidas a las que se habían impulsado anteriormente", como el aumento de la presencia policial o los dispositivos especiales de control en la venta de alcohol a menores, que tuvo como consecuencia "varias actas de incumplimiento a varios locales, con la respectiva sanción económica o de cierre, así como contra la tolerancia en el consumo de sustancias estupefacientes.

También se controlaron más los horarios, aforos, la tenencia de objetos peligrosos, y el cumplimiento de la ordenanza de Seguridad Ciudadana. Por último, subrayó que la ordenanza del botellón ha contribuido, en gran medida, a "evitar aglomeraciones de jóvenes en esta zona consumiendo alcohol en la calle".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies