Destino Bilbao dice que con los 14 días de eventos programados para 2018 "no se pagan las nóminas de los hoteles"

Hotel Mercure Jardines de Albia de Bilbao
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 02/04/2018 12:31:27CET

Advierte de que la apertura de numerosos hoteles en Bilbao en los próximos meses puede provocar una "larga crisis" de rentabilidad en el sector

BILBAO, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la asociación hotelera Destino Bilbao, Álvaro
Díaz-Munío, ha advertido de que, con los 14 días que suman las grandes citas internacionales programadas para este 2018 en Bilbao, como los MTV European Music Awards, las finales europeas de rugby, el BBK Live Music Festival o la gala de The World's 50 Best Restaurants, "no se pagan las nóminas de todos los hoteles de la Villa".

Por ello, ha cuestionado los estudios que hablan de la necesidad de más plazas hoteleras en Bilbao, donde este año se inaugurarán otros dos hoteles en la calle Canciller Ayala (61 habitaciones) y Alameda Mazarredo (93 habitaciones), a las que se sumarán otras 105 habitaciones de otro establecimiento en el Arenal en 2019 y un cuarto en Gran Vía de más de 100 habitaciones, aún sin fecha de apertura.

"En estos momentos todo parece maravilloso y la ciudad estamos de enhorabuena por los eventos que hay programados. El año tan estupendo que fue el 2017 y lo que se prevé para este 2018. El problema es qué pasará dentro de cinco o seis años", ha advertido, para recordar que "los hoteles no se abren o cierran en función de estas noticias, que vemos con muy buenos ojos y son maravillosas, pero no nos pueden hacer perder la cabeza".

En este sentido, ha destacado que los eventos programados este año, como la final de Rugby, los premios de la MTV o de los mejores restaurantes "no se repetirán al año siguiente, ni al siguiente, ni al otro". "No se repiten jamás", ha constatado.

El representante de la asociación que reúne a 25 hoteles del Bilbao metropolitano ha considerado "estupendo" cargar de eventos la Villa. "Posicionemos la ciudad en el mundo, digamos al planeta que somos capaces de albergar un evento del calibre de la final de Rugby o unos Premios MTV, pero el evento termina al día siguiente. Esos eventos suman 14 días de 365 que tiene el año, pero en 14 días no se pagan las nóminas de todos los hoteles de Bilbao", ha aseverado.

Tras recordar que el 2017 fue un año "bueno" para los hoteles de Bilbao, tanto en ocupación como en precio medio por habitación, con una serie de eventos que les permitieron pensar en que "superaban la crisis", ha afirmado que las expectativas para este año son que les haga convencerse de que "efectivamente", han superado los malos años.

"Insisto, el que haya unos eventos con los que nos estamos dando unos aires de grandeza como los que nos estamos dando... son 14 días. Esos 14 días no hacen que nuestra idea del año vaya a ser espectacular. Esto no justifica que vengan seis hoteles mas", ha dicho.

El representante de los hoteles bilbaínos ha señalado que en lo que llevamos de año, "no hay ningún hotel de Bilbao cuya cuenta de explotación sea positiva", y ha precisado que "las nóminas se están pagando, como no podía ser de otra forma". "El año pasado tuvimos para esta época dos eventos que nos permitieron dos completos. En enero de 2017 la presentación de Skoda en el BEC no dio un mes de enero muy razonable y este año, cero patatero, ni de cerca", ha recordado.

Díaz-Munío ha reiterado que "el año pasado hubo eventos que este año no se repiten". "El año que viene veremos lo que ocurre. Es todo un 'ya veremos' y nada de lo que tenemos nos supone cerrar un evento para los próximos 20 años", ha indicado.

Por todo ello, ha advertido de que la apertura de numerosos hoteles en Bilbao en los próximos meses, puede provocar una "larga crisis" de rentabilidad en el sector de la Villa, como la ocurrida a raíz de la apertura del Museo Guggenheim, lo que atrajo en su día a numerosas compañías hoteleras, creando una sobreoferta que obligó a "congelar" el precio por habitación durante años.

"Esto es cíclico y luego viene la pobreza. Muchas compañías que vinieron cuando el 'efecto Guggenheim', luego querían morirse, sin poder marcharse, porque tenían unos compromisos, y estuvimos como estuvimos, con mismos precios durante años", ha afirmado.

Además, ha alertado de que el modelo de negocio de los establecimientos que se implantarán en Bilbao, con un mismo número de habitaciones, no crea los mismos puestos de trabajo estables que los hoteles ya implantados, ya que recurren a las subcontratas, a la externalización, etc.