Detenidas tres personas en Bilbao tras sustraer trajes de confección y relojes en dos comercios

Actualizado 17/12/2013 20:58:45 CET

BILBAO, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Tres personas han sido detenidas en Bilbao acusadas de sustraer trajes de confección y relojes en dos comercios de la capital vizcaína, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad.

La primera detención tuvo lugar alrededor de las diez y media de la mañana de este jueves, en el barrio bilbaíno de Indautxu. Una patrulla que circulaba por la calle Ercilla fue requerida por un viandante que le informó tener retenida a una persona que acababa de sustraer varios relojes en un establecimiento de bisutería.

Esta persona indicó a los agentes haber visto a una persona que salía del mencionado comercio con varios objetos en la mano y a una mujer gritando que le habían robado. Tras perseguirle lo interceptó a pocos metros del lugar, produciéndose un forcejeo entre ambos. Una vez que pudo inmovilizar al ladrón requirió a una patrulla que circulaba por la zona, procediendo los agentes a la detención del presunto delincuente por un delito de robo con violencia.

La víctima indicó a los agentes que el individuo había entrado en su establecimiento momentos antes y había cogido varios relojes del expositor dándose a la fuga inmediatamente. El individuo, de 46 años y con antecedentes policiales, fue trasladado a dependencias policiales y, durante la tarde, puesto a disposición judicial.

Por otro lado, a las 19.30 horas de este jueves la Ertzaintza detuvo a dos varones, de 26 y 34 años, por el robo de dos trajes en unos céntricos almacenes de la calle Gran Vía de Bilbao. Los arrestados intentaron sustraer los trajes metidos en una bolsa preparada para tratar de inutilizar las alarmas de las prendas.

No obstante, la conducta de estas personas levantó las sospechas del personal de seguridad que, a la salida del establecimiento, las retuvo hasta la llegada de una patrulla de la Ertzaintza que procedió a su detención. Ambas personas fueron trasladadas a la comisaría para realizar las diligencias pertinentes y, una vez allí, a través de los archivos informáticos, se comprobó que los dos individuos tenían numerosos antecedentes policiales y utilizaban diversas filiaciones para identificarse.