Detenido un hombre en Bilbao por agredir al portero de su edificio con un paralizador eléctrico

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Detenido un hombre en Bilbao por agredir al portero de su edificio con un paralizador eléctrico

Publicado 07/10/2016 17:11:58CET

BILBAO, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un hombre, de 30 años de edad, ha sido detenido este pasado jueves por un presunto delito de lesiones con un arma prohibida, tras agredir al portero de su edificio con un instrumento paralizador eléctrico en forma de linterna y causarle lesiones en la cara y en el cuello.

Los hechos tuvieron lugar sobre las nueve de la noche cuando un varón que estaba desempeñando su trabajo como conserje o portero de un edificio de la capital vizcaína fue agredido por un vecino.

Personada un patrulla en el lugar, los agentes localizaron a la víctima, que se encontraba sentada en una silla y se quejaba de un dolor en el hombro y en el cuello. Los agentes observaron que presentaba heridas en la mandíbula inferior y en el cuello, que habían sido realizadas por un varón con un instrumento paralizador eléctrico en forma de linterna. Ante las lesiones observadas, los agentes solicitaron la presencia de una ambulancia para que la víctima fuera atendida.

Varios testigos que se encontraban con la víctima comunicaron a la patrulla que el presunto autor había sido un vecino que llevaba varios días esgrimiendo dicho instrumento de forma amenazante.

A continuación, los ertzainas localizaron al presunto agresor en su vivienda. El individuo reconoció ante los agentes la utilización de un instrumento paralizador con el que había agredido al citado conserje.

Los agentes se incautaron del paralizador eléctrico que había sido comprado por el agresor en internet. El instrumento conocido como inmovilizador, Stun Gun o Taser, tenía dos utilidades como linterna y como instrumento paralizador, se encuentra clasificada como arma prohibida e identificada como defensa eléctrica. Por ello, los agentes detuvieron al agresor de 30 años por un presunto delito de lesiones y otro de tenencia ilícita de armas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies