La Diputación de Álava y el Departamento de Interior acuerdan el relevo del jefe de Miñones

Actualizado 17/10/2011 22:25:26 CET

BILBAO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Álava y el Departamento de Interior del Gobierno vasco han acordado el relevo del actual jefe de Miñones y su sustitución por la persona que hasta ahora ejercía como subjefe de la Policía foral.

Según han informado fuentes del Departamento vasco de Interior, los cambios se encuadran en "la decisión de poner en marcha una nueva política de máxima coordinación entre la Ertzaintza y los Miñones", en la que "se pretende reforzar los medios humanos y técnicos de la Policía foral", así como "mejorar el trabajo conjunto entre ambos cuerpos, de manera especial, en la vigilancia de la red foral de carreteras".

Los responsables de estas materias en el Gobierno vasco y en la Diputación alavesa ya han comenzado a reunirse para buscar nuevas fórmulas de cooperación, con el "objetivo final" de aprobar un convenio en el que se establezcan tanto las funciones que realizarán los dos cuerpos, la fórmula con la que se apoyarán los agentes de los Miñones y de la Ertzaintza, como los distintos métodos con los que se pretende mejorar el control y la prevención de accidentes en la red foral de carreteras.

Para el Departamento de Interior, el cambio de jefatura "se enmarca en esta intención de abrir un tiempo nuevo de colaboración". Según ha precisado, la elección del actual subjefe como persona que ejercerá a partir de ahora funciones de jefatura supone "una apuesta por continuar el trabajo que se viene haciendo hasta el momento por el hasta ahora responsable de la unidad".

Desde 1992, la sección de Miñones de la Ertzaintza mantiene una doble dependencia legalmente sancionada, una de ellas de tipo funcional respecto de la Diputación Foral de Álava en cuanto a sus efectos de representación, fundamentalmente referida a la vigilancia de las principales sedes institucionales de los órganos forales y a la ejecución de sus tradicionales cometidos, relacionados con la vigilancia de la normativa reguladora del transporte por carretera.

La segunda, es una dependencia orgánica y presupuestaria respecto al Departamento de Interior, puesto que forma parte de la propia Ertzaintza.

Tanto Gobierno vasco como Diputación alavesa han indicado que "todas las decisiones adoptadas y las que puedan tomarse en el futuro" serán "respetuosas con el marco legal vigente, con la cultura de gestión de cada administración y con la propia singularidad de un cuerpo emanado de los Derechos Históricos de Álava".

NO a la violencia contra las mujeres
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies