Diputación cifra en más de 30 millones el impacto económico de las finales europeas de rugby de Bilbao

                               Balón Finales De Rugby
EUROPA PRESS
Publicado 13/04/2018 15:06:23CET

Ya se han vendido más de 80.000 entradas y se prevé la asistencia de alrededor de "100.000 personas"

BILBAO, 13 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las finales de la Champions Cup y la Challenge Cup en Bilbao supondrán un impacto económico en el Territorio de más de 30 millones de euros, según ha afirmado este viernes el diputado foral vizcaíno de desarrollo económico y territorial, Imanol Pradales, durante la presentación de los balones con los que se disputarán los encuentros dentro de un mes en la capital vizcaína.

En este acto también han participado el CEO de la European Professional Club Rugby, EPCR, Vincent Gaillard; el consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria; y el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, que ha calificado de "hecho histórico" la celebración de estas finales en el estadio de San Mamés los días 11 y 12 de mayo.

A falta de conocer los cuatro equipos finalistas, ya se han vendido o reservado 49.000 entradas para presenciar la Champions Cup y 31.000 entradas para acudir a la Challenge Cup. "Tenemos previsto que se vendan todas las entradas para la Champions Cup, lo que ocurriría por primera vez desde 2013", ha destacado Gaillard, para confesarse "emocionado" ante lo que es un día "normal" para la mayor parte de la gente en Bilbao, "pero no para mí".

"Durante mi paseo matinal por la ciudad me ha impactado recordar que estamos a sólo cuatro semanas de que se dispute el primer partido", ha declarado, para agregar que, a pesar de que puede "intimidar" la imagen de 100.000 personas amantes del rugby recorriendo las calles de Bilbao ese fin de semana, "resulta una gran oportunidad para que los hinchas de este deporte vean qué hace de esta ciudad algo tan especial".

Gaillard ha recordado que esta será la primera vez que una ciudad de fuera de los países del circuito de las seis naciones acoja unas finales de este tipo, y se ha felicitado porque la Challenge Cup bilbaína esté "entre las cuatro" que mejores registros de venta de entradas está teniendo desde que existe esta competición.

Por su parte, el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha dicho que este viernes es un día "emocionante e importante" para la capital vizcaína, ya que apenas falta un mes para la celebración de este acontecimiento "histórico".

"La cita de rugby más importante de clubes a nivel europeo nos da la posibilidad de mostrar nuestra ciudad, cosmopolita, segura, dotada de la experiencia y las infraestructuras necesarias para acoger un gran evento internacional de estas características". "Habéis elegido la mejor sede posible", ha añadido, en referencia a la EPCR.

Asimismo, ha resaltado que ya está hecho "casi todo" para que Bilbao acoja este evento y a los miles de aficionados de este "noble deporte", cuyos valores, según Aburto, son "muy similares" a los de la capital vizcaína.

El Consistorio bilbaíno impulsará acciones relacionadas con el rugby para "fomentar" la práctica de este deporte, como una exposición en el Museo Vasco, talleres en centros educativos y un torneo de veteranos el mismo fin de semana de las finales. "Estoy seguro de que las fichas de rugby en Bilbao van a dar un salto importante tras este acontecimiento", ha apuntado.

PROYECCIÓN DE PAÍS

El diputado foral vizcaíno de desarrollo económico y territorial, Imanol Pradales, ha subrayado la "relación estrecha" entre las diferentes instituciones vascas a la hora de conseguir un "éxito" como que Bilbao sea sede de estas finales.

"Tanto este como otros eventos redundan en la proyección internacional del país, territorio y ciudad", ha sostenido, para valorar las inversiones hechas en los últimos años en infraestructuras y transportes, entre otros aspectos, hasta hacer de Bizkaia un territorio "de vanguardia y cosmopolita".

"También hay que subrayar el impacto económico, ya que este evento suele generar entre 20 y 30 millones de euros, pero creo que vamos a superar el mejor de esos guarismos en el conjunto del territorio", ha manifestado.

Finalmente, el consejero de Cultura y Política Lingüística del Gobierno Vasco, Bingen Zupiria, ha deseado que los aficionados que acudan a Bilbao se lleven una "imagen real" de Euskadi como un país "moderno, pero fuertemente arraigado en sus tradiciones, que se preocupa por su cultura y deporte".

Además, ha esperado que se les preste una acogida "espectacular" por parte de instituciones, hosteleros y ciudadanía, en general, dentro de un evento que ha denominado "de país".

UNA PLATAFORMA ONLINE PARA EL ALOJAMIENTO

De cara a facilitar el alojamiento de la afición que llegará durante ese fin de semana a Bilbao, se ha habilitado una plataforma online oficial en la que se trata de aglutinar toda la oferta hotelera disponible de Bilbao, Bizkaia y Euskadi.

A través de la web www.viajesazulmarino.com/bilbao-rugby-finals se pueden reservar estancias durante los días 11 y 12 de mayo en lugares y con características diferentes, adaptadas a las diferentes necesidades, con precios que van desde los 22 euros hasta los 600 euros por noche.

FAN ZONE EN EL ARENAL

La Fan Zone oficial de Bilbao Finals 2018 estará instalada en el paseo del Arenal entre los días 10 y 13 mayo. El objetivo es crear un espacio de ocio para los aficionados que lleguen a Bilbao a disfrutar del ambiente propio de este deporte en un ambiente familiar donde poder disfrutar de los partidos en pantallas gigantes, conciertos, animación, actividades, exposiciones sobre este deporte y la gastronomía local.

La elección por parte de EPCR de Bilbao como sede para albergar la Challenge Cup y de la Champions Cup marca un "hito" en la historia de este deporte, ya que nunca había celebrado una competición al máximo nivel fuera de Inglaterra, Irlanda, Escocia, Gales y Francia, donde se disputan las principales ligas.

La European Professional Club Rugby ha valorado en la decisión de la sede las condiciones del estadio de San Mamés, calificado como "excelente", la red de transporte, "completa e interconectada", que permite una movilidad "rápida y ágil" por la ciudad y el territorio, y la experiencia previa en la gestión de grandes eventos deportivos.

Bilbao fue una de las sedes del Mundial de Basket en 2014, ha celebrado mundiales de Ajedrez, el Mundial de Bádminton Junior en 2016 y será una de las sedes de la Euro2020.

Otro de los aspectos valorados de forma positiva en la elección de Bilbao como ciudad anfitriona de estas finales ha sido la "sólida" colaboración interinstitucional con todos los agentes involucrados en la organización de este evento deportivo: Gobierno Vasco, Diputación Foral de Bizkaia, Ayuntamiento de Bilbao, Federación Española de Rugby, Federación Vasca de Rugby, Athletic Club y la propia EPCR.

Contador