Diputación urge a las familias a colaborar en la acogida de menores

La portavoz de la Diputación de Bizkaia, Elena Unzueta
EUROPA PRESS
Actualizado 22/09/2015 17:37:03 CET

BILBAO, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Bizkaia ha realizado un llamamiento a las familias vizcaínas ante la necesidad "con carácter inmediato" de 25 hogares que colaboren en el acogimiento de menores que, "por diferentes motivos, no pueden mantener en estos momentos en su entorno familiar".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno semanal, la portavoz foral, Elena Unzueta, ha explicado que urge encontrar cinco familias que colaboren en acogimientos de urgencia, destinados a niños menores de tres años durante un máximo de seis meses para evitar su ingreso en un centro residencial.

Además, se precisan otras quince familias que colaboren en acogimientos temporales o permanentes para cuidar a niños de dos a nueve años. Diez de estos menores precisan un acogimiento permanente.

Finalmente, se necesitan cinco familias para acoger grupos de hermanos ya que, según destacan los responsables forales, "la experiencia ha demostrado que mantener la convivencia con sus hermanos cuando son separados de sus familias de origen es importante y aporta tranquilidad". En concreto, se trata de tres grupos de dos hermanos con edades inferiores a los siete años.

"Apelamos a la solidaridad que siempre ha caracterizado a la sociedad vizcaína", ha manifestado la portavoz foral, que se ha mostrado convencida de que "la respuesta va a ser positiva".

En esta línea, ha reiterado el compromiso de la Diputación por "fomentar la solidaridad" y que las políticas sociales cumplan el objetivo de que "nadie se quede atrás".

"AÑOS CLAVE"

Las personas interesadas en colaborar en la acogida de menores pueden ponerse en contacto con el personal técnico del Programa de Apoyo en el Acogimiento Familiar (www.bizkaia.net/acogimiento) en el teléfono 94 447 07 37 y en el correo electrónico acogimientofamiliar@bizkaia.net.

El Departamento vizcaíno de Acción Social promueve el acogimiento familiar como "una media de protección clave para la atención de niños en situación de desprotección y desamparo". El objetivo es facilitarles "un entorno saludable en años que son clave para su desarrollo y ofrecerles una perspectiva esperanzadora".