Dos de cada tres lanzamientos en Euskadi corresponden a inmuebles arrendados

Publicado 30/05/2017 19:47:18CET

Cerca de 40.000 familias vascas tienen dificultades graves para pagar la hipoteca o el alquiler de su vivienda

BILBAO, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El 65,8% de los lanzamiento practicados en Euskadi en 2016 correspondían a inmuebles arrendados, siendo esta proporción similar en años anteriores, según recoge el informe 'Los efectos de la crisis: la respuesta de la política de vivienda a los desahucios y el
sobre-endeudamiento', elaborado por el Observatorio vasco de la Vivienda.

Este estudio, publicado este martes por el Departamento vasco de Vivienda, recuerda que la Estadística del Consejo General del Poder Judicial muestra un fuerte incremento al inicio de la crisis, tanto en el número de ejecuciones hipotecarias presentadas en Euskadi (+115% entre 2007 y su punto máximo en 2009) como de lanzamientos (+109% entre 2008 y su punto máximo en 2012).

Posteriormente ha iniciado una tendencia descendente hasta situarse, en 2016, en valores más moderados pero aún visiblemente superiores a los de 2007, un 28,6% en el caso de las ejecuciones hipotecarias presentadas y un 36,7% en el caso de los lanzamientos recibidos.

No obstante, la incidencia de los procedimientos de ejecución hipotecaria y de lanzamientos judiciales a lo largo de la crisis ha sido manifiestamente menor en el País Vasco que en conjunto del Estado, de modo que su diferencial con los datos registrados en Euskadi es mayor ahora que en los años previos a la crisis.

LA MITAD QUE EN EL ESTADO

Así, en 2016 en la Comunidad autónoma vasca los lanzamientos recibidos por cada 100.000 habitantes han sido prácticamente la mitad de los registrados a nivel estatal, y en el caso de las ejecuciones hipotecarias, esta relación ha sido de 35 en Euskadi, frente a las 104 que se han producido en el conjunto del Estado.

En cualquier caso, los procesos de desahucio y ejecución hipotecaria corresponden a los casos más extremos, y no muestran toda la realidad de muchas familias que tienen problemas para hacer frente al pago de sus viviendas.

La Encuesta a Familias y Hogares indica que el 3,4% de las familias vascas tiene problemas para pagar la hipoteca, y otro 3,6% para hacer frente al alquiler, de las cuales la situación es grave en 18.860 familias en el caso de las hipotecas y 19.756 en los arrendamientos. Esto supone que cerca de 40.000 familias vascas tienen dificultades graves para
pagar la hipoteca o el alquiler de su vivienda.

BAJA EL CRÉDITO HIPOTECARIO

El estudio también indica que en 2016 se constituyeron cerca de 28.000 hipotecas menos que en el punto álgido del mercado hipotecario en 2006, lo que implica una reducción del 64,2% en los últimos 10 años. Por otra parte, la reducción es aún mayor en la cantidad de crédito (-69,7%), lo que supone que el importe medio de las hipotecas concedidas sea menor que al inicio de la crisis. En cualquier caso, a partir de 2014 se aprecia un cambio de tendencia que se va consolidando.

El porcentaje que supone la cuota hipotecaria respecto al coste salarial ofrece una panorámica general del esfuerzo inversor de los hogares de Euskadi. En este sentido, los datos muestran que el esfuerzo inversor medio se sitúa en los últimos años en porcentajes más prudentes, por debajo del 30%, lo que supone una reducción significativa respecto a los máximos alcanzados en 2007 y 2008, cuando se acercaba al 50%, en una evolución que se puede asociar en gran medida a la que han seguido los tipos de interés.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies