EA dice que el escrito de la Abogacía contra Sortu es "duro en apariencia" pero "débil en términos jurídicos"

Actualizado 04/03/2011 19:07:57 CET

Acusa a Zapatero de "utilizar" a la Fiscalía y al Abogado del Estado "como parapetos tras los que refugiarse de la presión del PP"

BILBAO, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

Eusko Alkartasuna ha considerado que el escrito del Abogado del Estado contra Sortu es "duro en apariencia" pero "absolutamente débil en términos jurídicos", por lo que la ilegalización "sería imposible si la Justicia española de verdad fuera independiente".

En un comunicado, EA ha señalado que, una vez analizada la demanda de la Abogacía del Estado contra la legalización de Sortu y "comprobada su absoluta falta de rigor", se puede decir que "dicha demanda es la mejor prueba y la constatación de que el Gobierno español carece de cualquier tipo de argumento para defender la ilegalidad de Sortu".

En su opinión, el Abogado del Estado ha basado su recurso "en meras opiniones y deducciones personales o policiales, pero sin aportar ninguna prueba o elemento objetivo en los cuales pueda soportar su tesis contraria a la legalización de Sortu, a pesar de que tanto el Gobierno como la Abogacía deberían saber ya que sus opiniones personales no tienen ningún valor en términos jurídicos".

"PARAPETOS"

Por ello, EA ha acusado al Ejecutivo de Zapatero de "utilizar" tanto a la Fiscalía como al Abogado del Estado "como parapetos tras los que refugiarse de la presión del PP", así como para "mantener ante la opinión pública española una posición de intransigencia ante la izquierda abertzale".

"La demanda de la Abogacía busca titulares de prensa más que argumentos sólidos, que no existen, contra Sortu. Una lectura sosegada del recurso permite comprobar que su dureza es sólo aparente porque en el fondo es absolutamente débil y carece de valor desde un punto de vista jurídico", ha insistido.

EA ha considerado que, "a la vista de la debilidad y ligereza de la demanda, el Tribunal Supremo ni siquiera debería haberla admitido a trámite, y si lo ha hecho sólo es porque el procedimiento abierto responde a una estrategia de Estado que busca desvirtuar la realidad institucional y política de Euskal Herria en las próximas elecciones de mayo".

"La falta de argumentos contra Sortu es tan evidente que la ilegalización sería imposible si la Justicia española de verdad fuera independiente", ha concluido.