La Aduana de Bilbao concentrará desde 2018 los principales servicios de la Administración del Estado

El delegado del Gobierno,Javier de Andrés, en el edificio de La Aduana en Bilbao
EUROPA PRESS
Actualizado 13/06/2017 13:32:13 CET

Las obras requieren una inversión de 13 millones y concluirán a finales de año

BILBAO, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El antiguo edificio de La Aduana en Bilbao concentrará, a partir del próximo año, los principales servicios de la Administración general del Estado en Bizkaia, tras acometer una inversión de cerca de 13 millones de euros en su rehabilitación.

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier De Andrés, la directora general de la Administración Periférica del Estado, Marta Crespo, y el subdelegado del Gobierno en Bizkaia en funciones, Jesús Congregado, han visitado este martes las obras que se están acometiendo en este edificio y que se prevé que concluyan a finales de este año.

La inversión en estos trabajos rondará los 13 millones de euros, que se destinarán a la rehabilitación integral de este edificio neoclásico de 2.190 metros cuadrados de superficie, que data de 1890.

El objetivo del proyecto es facilitar los trámites a los ciudadanos, ahorrar hasta 500.000 euros anuales en alquileres en la capital vizcaína, y recuperar y "dar un uso" a un inmueble "singular" que se encontraba abandonado desde hace tiempo", ha recordado Javier De Andrés.

Una vez concluidos las obras de reforma, a principios del próximo año está previsto que se acometan "los trabajos de amueblamiento y el desplazamiento de las oficinas que están en otros lados". De este manera, ha anunciado el delegado del Gobierno, "en un año el edificio estará íntegramente en servicio".

La oficina centralizada de La Aduana albergará en su planta baja las dependencias de la Jefatura Provincial de Tráfico, la Oficina de Extranjería, la Gerencia de Justicia y la Dependencia de Sanidad y Política Social ya que son las que mayor volumen de público concentran. En las otras tres plantas se repartirán las unidades de Demarcación de Costas, la Jefatura Provincial de Telecomunicaciones, el Muface, el Fogasa y la Dirección Territorial de Comercio.

1.250 USUARIOS CADA DÍA

Se calcula que cerca de 1.250 usuarios acudirán cada día a La Aduana, donde trabajarán 250 empleados públicos de los servicios que se desplazan hasta este edificio. El traslado no incluirá otros como Hacienda, la Subdelegación, o el Instituto Nacional de la Seguridad Social y su Tesorería, que mantendrán sus actuales ubicaciones.

El edificio tendrá su entrada principal por la calle Barroeta Aldamar y una entrada secundaria en la plaza Pío Baroja, además de accesos secundarios para mantenimiento, carga y descarga, y evacuación en la calle interior de las actuales cocheras.

Según ha indicado el delegado del Gobierno, teniendo en cuenta la singularidad del edificio, las obras se están realizando "respetando aquellas cosas que tienen valor". Por ello, el proyecto incluye la conservación y restauración de los lucernarios emplomados de ambos patios y de las escalera 'imperial', así como de la propia escalera con la recuperación de la barandilla original y de las vidrieras, carpintería exteriores e interiores.

Asimismo, se contempla la construcción de dos nuevos núcleos de comunicaciones, para cumplir con la actual normativa de incendios, con ascensores, escaleras y núcleo de servicios.

NO a la violencia contra las mujeres
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies