EGK lamenta la agresión a un miembro de NNGG en Vitoria y rechaza las vulneraciones de derechos vinculadas a ideología

Publicado 25/05/2017 18:14:24CET

SAN SEBASTIÁN, 25 May. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de la Juventud de Euskadi (EGK) ha lamentado la agresión sufrida el pasado fin de semana en Vitoria por un miembro de Nuevas Generaciones del PP de Álava, asociación que pertenece a EGK, y ha rechazado "las vulneraciones de derechos humanos vinculadas a ideología" de los jóvenes.

Guillermo Revilla, afiliado a NNGG de Álava, se encontraba trabajando el pasado sábado por la noche como camarero en un bar de Vitoria cuando unos jóvenes comenzaron a llamarle "facha, pepero y español" en "tono despectivo" y, aunque Revilla en un principio ignoró a los jóvenes, al acercarse a uno de ellos, éste le propinó un puñetazo.

Según ha resaltado el Consejo en un comunicado, "la identidad de las personas jóvenes se construye en base a muchas más facetas que nuestras ideas políticas, pero un ataque hacia nuestra ideología es un ataque hacia nuestra identidad personal y, en consecuencia, hacia nuestra libertad para ser quienes somos y quienes queremos ser".

EGK se ha pronunciado en contra de la violencia "en cualquiera de sus formas" y ha denunciado "todas las vulneraciones de derechos humanos, vinculadas o no con las ideas políticas, que ésta provoca en la sociedad en general y en las personas jóvenes en particular".

De esta forma, la entidad busca "concienciar en la mínima ética que dicta que en ningún caso es justificable el uso de la violencia en cualquiera de sus formas, anteponiéndola por encima de la dignidad e integridad física, psicológica y emocional de cualquier persona", así como "asegurar la no repetición y reivindicar el merecido reconocimiento, reparación y justicia para todas las víctimas de vulneraciones de derechos humanos".

El Consejo Vasco de la Juventud aboga por promover valores que "incidan en la construcción de una Cultura de Paz, basada en el respeto de todos los derechos humanos: diálogo, empatía, tolerancia y respeto para todas las persona jóvenes independientemente de su origen, religión, cultura, ideología política o cualquier otra condición".

En su opinión, "no hay un sufrimiento intencionadamente causado que
sea justo, ni un sufrimiento intencionadamente causado que deba permitirse". Por ello, ha reafirmado su compromiso en seguir trabajando en la promoción de la participación de las personas jóvenes en las actividades de EGK que tienen como objetivo "caminar hacia territorios convividos y soluciones compartidas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies