EH Bildu anuncia recortes si Gobierno vasco apuesta por "la pseudo-reforma" fiscal de Confebask y PP

Iker Casanova
EUROPA PRESS
Actualizado 16/05/2017 11:39:36 CET

BILBAO, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El parlamentario de EH Bildu Iker Casanova cree que, si el Gobierno vasco apuesta por "la pseudo-reforma" de la fiscalidad que pretenden Confebask y PP la legislatura "será nuevamente de recortes y de apretarse el cinturón".

Además, ha afirmado que va a ser "difícil" para el PNV gestionar que en su día apoyó a Juan José Ibarretxe y ahora respalda a Mariano Rajoy, y cree que "ha habido una desproporción brutal" con el tratamiento que se ha dado a los ataques a sedes jeltzales "para intentar tapar" cuestiones importantes, como el pacto de Presupuestos Generales del Estado.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, el dirigente de la coalición soberanista ha afirmado que en Euskadi "si se afronta una reforma fiscal progresiva para incrementar la base de ingresos de la Administración, habrá un margen de maniobra para fortalecer las políticas públicas".

"Si, por contra, tal como parece, se lleva a adelante la pseudoreforma que Confebask y el PP están tratando de imponer al Gobierno, seguiremos asistiendo a una legislatura que, en términos presupuestarios, sí va a ser una legislatura que no va a tener más recorrido y va a ser nuevamente de recortes y de apretarse el cinturón", ha manifestado.

En este sentido, ha afirmado que "es muy revelador que la persona que en el Gobierno es la encargada de llevar las cuentas haya surgido como una especie de aliado inesperado de aquellos que proponen una reforma fiscal en profundidad".

"Porque el señor Azpiazu, una y otra vez, hace cuentas y las cuentas no dan. Y, por tanto, o se implementa un nuevo sistema fiscal que permita implementar la base recaudatoria y, por tanto, el margen de maniobra presupuestaria del Gobierno o vamos a tener una legislatura de restricciones y recortes", ha indicado.

A su juicio, "parece que las posiciones están decantadas y que, con el PP, el Gobierno puede conformar una mayoría para hacer la no reforma fiscal que está pidiendo Confebask", pero cree que "todavía hay partido" que EH Bildu "va a jugar".

"Argumentalmente tenemos razones para conseguir condicionar esa voluntad que a día de hoy es clara por parte del Gobierno, que es zanjar en falso este debate con un acuerdo con el Partido Popular", ha explicado.

Iker Casanova ha negado que no haya salido de "su zona de confort" porque, "siendo la primera fuerza de la oposición", se podía haber mantenido al margen del debate "y castigar dialécticamente al Gobierno y hacerle pasar apuros".

"Nosotros queremos salir de esa zona de confort, arriesgarnos a hacer acuerdos porque para nosotros llegar a un acuerdo presupuestario con el PNV no es la panacea, iba a suponer dejarnos pelos en la gatera, y esa propuesta de negociar se la pusimos encima de la mesa al PNV", ha indicado.

En esta línea, ha reiterado que, mientras su coalición "ha salido de la zona de confort, el PNV se ha quedado en el sofá fumándose un puro". "La propuesta del PNV y del señor Azpiazu, que nos trasladó en dos ocasiones en la mesa, era que no se podía tocar una sola coma del Presupuesto, que tenía que ser firmado en su integridad y sólo se concedía a EH Bildu 25 millones para gastos varios", ha dicho, para precisar que "la zona de confort" de los jeltzales "pasa por el PSE y el PP".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies