EH Bildu denuncia que la Iglesia ha "expoliado" más de 500 propiedades en Euskadi

Publicado 22/01/2016 18:14:00CET

Anuncia medidas para "revertir" los bienes adquiridos por la institución religiosa a través de 'inmatriculaciones'

VITORIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

EH Bildu presentará iniciativas en todas las instituciones vascas para "revertir el expolio" de las cerca de medio millar de propiedades adquiridas por la Iglesia en Euskadi a través de las 'inmatriculaciones', una figura legal -actualmente derogada- que permitía a esta institución religiosa inscribir a su nombre "bienes que no estaban registrados con anterioridad".

La coalición soberanista, a través de un comunicado, ha analizado los datos remitidos al Parlamento sobre las propiedades inmatriculadas de la Iglesia Católica en Euskadi entre 1978 y 2015, cuando se derogó esta figura a través de una ley estatal.

La información remitida al Parlamento vasco, que responde a un requerimiento de la propia Cámara, cifra en cerca de 500 el número de propiedades adquiridas por la Iglesia a través de este mecanismo.

EH Bildu ha denunciado que la Iglesia haya registrado a su nombre terrenos, ermitas, viviendas, locales comerciales, cementerios fincas, solares y frontones "sin hacerlo público, sin pagar impuestos de transmisión patrimonial, y sin acreditar ser la titular de los bienes".

"ROBO"

El parlamentario Igor López de Munain ha advertido de que este "robo" y este "expolio" no pueden "quedar así", por lo que EH Bildu presentará iniciativas en las instituciones vascas para buscar una solución.

"La Iglesia goza de unos privilegios que nadie tiene en este país, no paga impuesto de propiedades, y encima, se han dedicado a expoliar hasta el último minuto, porque la ley así se lo ha posibilitado hasta 2015", ha criticado.

López de Munain ha denunciado este "expolio del patrimonio público, comunitario y popular", que además se ha realizado "con nocturnidad y alevosía". El parlamentario ha reclamado al Gobierno vasco que "defienda lo que fue público mediante la colaboración con los municipios", para así poder "revertir lo expoliado".