EH Bildu propone que ayuntamientos usen el remanente en inversiones y gasto social y fija la reducción de deuda en 2020

Representantes de EH BILDU
EH BILDU
Actualizado 15/05/2013 19:15:11 CET

Frente a la legislación actual que obliga a los consistorios a destinar el saldo positivo preferentemente al pago de la deuda

BILBAO, 15 May. (EUROPA PRESS) -

EH Bildu ha presentado este miércoles una propuesta para que los Ayuntamientos de Bizkaia puedan utilizar el remanente positivo en inversiones y gasto social, frente a la legislación actual que obliga a los consistorios a destinar el remanente positivo preferentemente al pago de la deuda, y fija la reducción de deuda de los Consistorios para 2020.

El juntero de Bildu Joseba Gezuraga ha comparecido este miércoles en rueda de prensa en Bilbao, junto los alcaldes de Zaldibar, Arantza Baigorri, de Dima, Rafa Ugalde, y de Sodupe, Josan Llaguno, para presentar su propuesta de norma foral para la estabilidad presupuestaria y sostenibilidad financiera de las entidades locales, que se debatirá en el pleno de las Juntas Generales de Bizkaia de este jueves en Gernika, y dar a conocer la situación concreta de los citados municipios.

Según ha señalado Gezuraga, la propuesta de la coalición "dibuja el cauce legal para que la aplicación de la Ley de Estabilidad de Madrid no impida que los ayuntamientos puedan utilizar su saldo positivo en inversiones y gasto social".

La propuesta de norma foral de EH Bildu permite a los Ayuntamientos utilizar el remanente positivo en inversiones y gasto social" y fija la reducción de deuda de los Ayuntamientos para 2020, "y no exige objetivos anuales, como lo hace la ley de Madrid", ha indicado Gezuraga.

Asimismo, propone que la Diputación presente un informe anual a las Juntas Generales dando cuenta de los cumplimientos de principios de estabilidad y sostenibilidad financiera y exime los saldos pendientes de devolución de Udalkutxa, "a efectos de determinar el cumplimiento del objetivo de deuda pública".

Según el juntero de EH Bildu, estos cuatro puntos "no están contemplados" en la propuesta de Norma Foral de la Diputación de Bizkaia para la estabilidad y sostenibilidad financiera de entidades locales, por lo que ha considerado que la propuesta de la coalición soberanista "se adecua mejor que la Norma de Diputación a las necesidades derivadas de la difícil situación que viven los ayuntamientos". En ese sentido, espera que, al igual que en Gipuzkoa, en Bizkaia también se pueda aprobar con el apoyo del resto de grupos.

Además, la coalición ha adelantado que ha enmendado otra de las Normas Forales presentadas por la Diputación por la cual se modifican los límites de endeudamiento de los Ayuntamientos. La propuesta de Diputación que posibilitaba la refinanciación a largo plazo de las deudas a proveedores ahora también incluirá a las deudas de las sociedades públicas.

Sin embargo, desde EH Bildu se estima "fundamental incluir también a las operaciones de tesorería a las que se han recurrido varios ayuntamientos para hacer frente a este tipo de deudas", ya que, "de no ser así, los ayuntamientos que han guardado facturas impagadas se podrían acoger a la norma, pero no los ayuntamientos que decidieron pagar sus obligaciones y para ello tuvieron que solicitar un nuevo crédito", ha advertido el juntero abertzale.

En cuanto a los decretos presentados por el ejecutivo foral dirigidos a las devoluciones de Udalkutxa, por los que la Diputación destinará 2,5 millones de euros para facilitar esas devoluciones, la coalición ha pedido a la Diputación que "aclare cuáles son las prioridades del ejecutivo, ya que esas medidas se financiarán en gran parte del remanente positivo de la Diputación correspondiente al año 2012 que asciende a 20 millones de euros".

Según ha recordado, "es ese mismo fondo, precisamente, el que se utilizó para destinar 5,2 millones de euros para Bilbao Basket, es decir, el doble de la cantidad total que destinará a los ayuntamientos vizcaínos en mayores apuros económicos".

En opinión de EH Bildu, la Diputación "ha actuado con un año de retraso para dar respuesta a las demandas realizadas por los ayuntamientos" y ha hecho "oídos sordos a los reclamos de los ayuntamientos, ya que se limitó a ofrecerles una única medida para las distintas realidades locales, la Norma Foral 5/2012 que permitía una nueva línea de crédito a los consistorios".

ZALDIBAR, DIMA Y SODUPE

En cuanto a la situación de Zaldibar, la alcaldesa ha explicado que cuenta con un remanente positivo de más de un millón de euros, "pero la legislación actual no le permite utilizar ese recurso económico para inversiones". Según ha indicado, el proyecto más importante del municipio es el de la nueva escuela infantil, ya que "hoy los niños de entre 0-3 años están en modúlos escolares, con goteras, altos niveles de humedad y sin el espacio suficiente".

Baigorri ha señalado que "la posibilidad de utilizar el remanente positivo permitiría poder hacer uso de los recursos de los que dispone el Ayuntamiento para la nueva escuela infantil".

Por su parte, el alcalde de Sodupe ha explicado que el Consistorio cuenta con más de un millón de euros de remanente positivo y, en este caso, "el principal problema son las complicaciones surgidas a raíz de deslizamientos de tierra", ya que "el peligro que de que ocurran nuevos deslizamientos puede llegar a afectar la principal tubería para la provisión de agua de la localidad".

Llaguno ha advertido de que "las obras son urgentes e imprescindibles" y ha asegurado que el Ayuntamiento "tiene los recursos necesarios, pero la ley no permite su uso con tal fin".

En cuanto a Dima, el alcalde ha explicado que "tiene abierta una operación de tesorería desde el año 2005 y ese dinero ha sido utilizado para el pago de facturas a proveedores". "Si esas facturas no se hubiesen pagado, ahora el Ayuntamiento podría acogerse a la Norma Foral propuesta por la Diputación pero esa norma no contempla las operaciones de tesorería", ha señalado.

Ugalde ha reivindicado la posibilidad de "refinanciar toda la deuda del municipio, incluidas las operaciones de tesorería que han sido solicitadas para pagar a proveedores". Según ha afirmado, "si Dima pudiese financiar su deuda a diez años, podría hacer frente a su situación económica y alcanzaría la estabilidad presupuestaria".

NO a la violencia contra las mujeres
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies