ELA critica el "empecinamiento" de EH Bildu en "un pacto de país" cuando el PNV rechaza "la suma soberanista"

Adoolfo Muñoz (ELA) en asamblea
ELA - Archivo
Publicado 26/03/2018 14:17:35CET

Censura que el PNV mantenga "contra viento y marea, su alianza con PSE y PP, que sustentan "el pacto de Estado uniformizador"

BILBAO, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

ELA ha criticado el "empecinamiento" y "la constante referencia" que EH Bildu "y algunos movimientos sociales" realizan al PNV "para confluir en un pacto de país por la defensa del derecho a decidir", cuando los propios jeltzales "niegan que su estrategia sea la suma soberanista". Además, ha censurado que el PNV mantenga "contra viento y marea" su alianza con PSE-EE y PP, partidos que sustentan "el pacto de Estado uniformizador".

En su documento con motivo de la celebración del Aberri Eguna, ELA reivindica "el valor de las luchas sindicales y sociales para construir una nación soberana, euskaldun, basada en la equidad de género y el reconocimiento de todos los derechos para todas las personas".

Además, aclara que, "frente a los discursos que dan por amortizadas esas luchas y a quienes las consideran un estorbo para el progreso", ELA cree que el sindicalismo "es un instrumento esencial de resistencia, al tiempo que un factor de democratización y justicia".

El documento incluye una "obligada referencia a Cataluña" que el pasado 1 de octubre "protagonizó una jornada histórica y obtuvo una victoria moral y política frente a la negación, la represión y la imposición", y en la que ha producido un "quebranto de derechos y libertades fundamentales".

ELA critica "las consecuencias", en alusión a los "encarcelamientos, suspensión de la autonomía o personas huidas" y, en concreto, la detención del expresident de la Generalitat, Carles Puigdemont, en Alemania, "un auténtico drama en términos políticos y humanos con el silencio cómplice de la Unión Europea".

La central urge a "sacar conclusiones de lo sucedido", entre ellas que "la bilateralidad entre desiguales no existe". En su opinión, al Estado le resulta "intolerable" cualquier intento de "revisar al alza el nivel de autogobierno o de reclamar el reconocimiento nacional".

"Sucedió con la propuesta de nuevo estatuto político defendida por Ibarretxe y ha sucedido ahora en Cataluña. A partir de ahí, lo que hay es una única unilateralidad, la del Estado, que se impone mediante la fuerza en Cataluña y en Euskal Herria", ha dicho.

En este contexto, ELA ha instado a prepararse "para una lucha que va a ser larga" y marcar "líneas de trabajo que se entiendan, que motiven e ilusionen a quienes quieren comprometerse".

El sindicato ha advertido de que las principales fuerzas políticas vascas, y "especialmente las instituciones de Gobierno, tanto de Vitoria como de Navarra, no están ayudando a que la ciudadanía tome conciencia del deterioro progresivo que sufre el autogobierno y la propia democracia" vasca.

"Creemos que un proceso soberanista pasa por que la ciudadanía sea consciente del alcance de la erosión de ese autogobierno y, más en concreto, del artículo 155 que lleva de facto muchos años ya en vigor", manifiesta.

PNV

Además, expresa su preocupación por la decisión del Gobierno autónomo y del PNV de "mantener, contra viento y marea, su alianza con las fuerzas que sustentan el pacto de estado uniformizador".

"PSE y PP, el primero socio de gobierno y el segundo aliado, son directa o indirectamente responsables de cuestiones que preocupan sobremanera al universo abertzale como, la aplicación del artículo 155 y la suspensión de la autonomía catalana, el encarcelamiento de personas con acusaciones inauditas, el alejamiento y aplicación generalizada e injusta del primer grado penitenciario a los presos vascos".

También arremete contra "lo que está sucediendo con la política lingüística o con el informe sobre las torturas realizado por el doctor Etxeberria". "Pues bien, nada de todo ello condiciona la acción de Gobierno vasco y del PNV. En ese contexto, el discurso de la bilateralidad con el estado no es sino el ardid retórico que da lustre al acomodo virtual en esa España en pura involución", asegura.

IZQUIERDA

ELA cree también "que urge que la izquierda, en su conjunto, llame a las cosas por su nombre, caracterice las políticas que se imponen y proponga alternativas". "Nos resulta cada vez más difícil de entender la constante referencia que desde EH-Bildu y algunos movimientos sociales están realizando al Partido Nacionalista Vasco para confluir en un pacto de país por la defensa del derecho a decidir", censura.

Para ELA, esa "oferta permanente de un pacto" constituye "un grave error", entre otros motivos, "porque de manera reiterada los propios dirigentes del PNV niegan que su estrategia sea la suma soberanista". Además, cree que realiza una "pedagogía engañosa", en la medida en que "homologa al nacionalismo institucional como una fuerza efectivamente soberanista e impide caracterizar el carácter neoliberal y antisocial de las políticas que los Gobiernos de Vitoria y los forales lideran".

Por otra parte, cree que "remite el problema de la estrategia soberanista a un eventual pacto de élites y banaliza la dificultad del reto". "Si algo se ha puesto de manifiesto en Cataluña es que los parlamentos no son suficientes para sostener por sí solos el proceso soberanista. Hace falta gente, mucha gente identificada con ese proceso", indica.

ELA advierte de que no comparte ese "empecinamiento en un pacto de país que, además, no está condicionado a un programa de progreso". "La resultante es la relativización de lo social, el no cuestionamiento de las políticas de fondo y el desprecio de las alianzas con movimientos sociales y el sindicalismo reivindicativo", lamenta. También cree que esa "convocatoria de la izquierda" a un eventual pacto de país "adquiere tintes propios en Navarra", donde "se han hecho cosas, pero el cambio social y político está por hacer".

Contador