ELA denuncia que la reforma de la negociación colectiva busca "debilitar la defensa colectiva y atacar los salarios"

Actualizado 11/06/2011 18:56:23 CET

Muñoz cree muy grave dejar a Madrid decidir el déficit público vasco, lo que "unido a la injusta fiscalidad anuncia más recortes sociales"

BILBAO, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ha denunciado que la reforma de la negociación colectiva busca "debilitar la defensa colectiva y dar más poder al empresario para empobrecer las condiciones de trabajo, esto es, atacar los salarios", por lo que ha exigido a los partidos que "voten no" a esta reforma.

En su intervención con motivo del acto por el centenario del sindicato, celebrado en el polideportivo de Miribilla en Bilbao, Muñoz, ha recordado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "dijo que haría todas las reformas 'por duras que fueran y cueste lo que cueste'" y la patronal "supo que sacaría provecho", por lo que se ha preguntado "qué necesidad de acordar tiene la patronal sabiendo que se lo dan gratis".

Muñoz se ha preguntado, en referencia al presidente del Gobierno, si "infunde confianza un señor que defiende con el mismo ahínco una cosa y la contraria" y que "no es aliado del sindicalismo", sino que "trabaja para banqueros y grandes empresas, las que le contratarán igual que a Aznar, González y Solbes".

El responsables de ELA ha alertado de que, con el trámite parlamentario, se va a "empeorar" el proyecto de reforma de la negociación colectiva y advertido de que Rodríguez Zapatero "va a buscar a la derecha para dar más a la patronal".

"Quieren centralizar la negociación colectiva para que no podamos elegir ni el ámbito ni qué negociamos. Nuestras condiciones de trabajo son consecuencia de más acción sindical y de negociar aquí. Impedir ese derecho es muy grave, es nuestro ámbito vasco de decisión. Exigimos a los partidos que voten no a esta reforma", ha dicho.

Muñoz ha denunciado que los gobiernos "han aceptado subordinarse por completo al capital" y "no han tomado ni una sola medida que moleste al poder económico, ni una medida contra las causas de esta crisis". Sin embargo, ha criticado que "orientan las políticas a un verdadero saqueo, levantan la veda para cazar nuestros derechos y los modelos a imitar son los más precarios, haciendo que sea moneda común el dumping social, laboral y fiscal". Además, ha dicho que la socialdemocracia "sigue la agenda neoliberal hasta el punto de destruir sus propios partidos".

Por otro lado, ha manifestado que la distribución de la riqueza es "cada vez más injusta" y ha censurado que "el derecho laboral, ha dejado de proteger al débil, la negociación colectiva, no quieren que sea un instrumento de distribución y la fiscalidad ha dejado de tener por objeto la redistribución y solidaridad".

También ha denunciado los "tratos de favor a rentas altas y del capital, descapitalización de los ingresos públicos, que se favorece la especulación y que, manipulando la realidad (el origen del déficit), imponen recortes sociales".

Según ha advertido, las rentas de trabajo "han perdido más de 7 puntos en la distribución de la riqueza", lo que, a su juicio, es "una barbaridad". En ese sentido, ha denunciado que los partidos políticos "no quieren ese debate y, sin embargo, es el tema central de debate, el que orienta las alternativas y define las políticas para lograrlo".

Tras asegurar que las políticas actuales "generan más paro y deprimen la economía real", se ha referido a las políticas fiscales y ha criticado, entre otras actuaciones, que el Gobierno central haya eliminado el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados para las ampliaciones de capital de las empresas.

"Poco antes el BBVA había desembolsado en Bizkaia 50 millones de euros, pero no tendrá que hacerlo más, mientras que las ayudas de emergencia social del Gobierno de la Comunidad Autónoma Vasca son 17 millones", ha señalado.

Muñoz ha considerado "muy grave" dejar que Madrid "decida el déficit público vasco", una decisión que, "unida a la injusta fiscalidad anuncia más recortes sociales".

CONTRATACIÓN PRECARIA

Por otro lado, ha denunciado que "la práctica totalidad de los contratos laborales que se hacen son temporales y mal pagados" y que "la tónica general es salarios bajos y jornadas interminables". En materia de Construcción y Obra Pública, ha advertido de que hay "sectores enteros que son la 'ley de la selva' con apoyo de las Administraciones".

Muñoz ha asegurado que "nuestra gente necesita al sindicato para defender condiciones de trabajo dignas" y que "habrá negociación colectiva en los ámbitos sindicalizados".

El responsable de ELA ha afirmado que la patronal "es insaciable" y como "ve a esa política incapaz de poner freno a sus deseos, consciente de ese privilegio, chantajea las condiciones de trabajo en los convenios".

En cuanto al diálogo social, ha señalado que "todo lo que nos importa se decide fuera, entre gobiernos y patronal: las reformas, la fiscalidad, los presupuestos o bajar el salario a los empleados públicos", a la vez que ha considerado que "las fotos con esa clase política, desprestigian al movimiento sindical".

ALIANZAS SINDICALES Y SOCIALES

Muñoz ha señalado que "la mayoría sindical vasca es un gran activo, un gran referente que hay que cuidar". "Tenemos que trabajar juntos. Desde un punto de vista de clase y abertzale hay que trabajar con perspectiva de alianza estratégica", ha reiterado, para señalar la necesidad de que los abertzales hagan "un diagnóstico compartido" sobre el Estado, que "niega derechos democráticos nacionales a nuestro pueblo".

"Todos somos pocos. Hay que establecer una estrategia de suma sobre elementos comunes. Es la única oportunidad. Compartir unos mínimos que vinculen, que comprometan a las organizaciones en sus ámbitos, que superen la estricta lucha de espacios y que orienten la confrontación democrática", ha manifestado.