ELA exige el "inmediato" cese del consejero de interior y denuncia la "insostenible" situación laboral de los ertzainas

 

ELA exige el "inmediato" cese del consejero de interior y denuncia la "insostenible" situación laboral de los ertzainas

Actualizado 20/07/2010 16:02:15 CET

Denuncia la "falta de la necesaria ampliación de plantilla", el "repliegue" en macrocomisarias e "incumplimientos" en seguridad

BILBAO, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El sindicato ELA en la Ertzaintza ha exigido este martes el "inmediato" cese de Rodolfo Ares como consejero de Interior vasco ya que su gestión está generando, tanto en el plano laboral como social, una situación "insostenible".

En rueda de prensa, el responsable del sindicato en la Ertzaintza, Rubén Espino, acompañado de varios delegados del sector, ha señalado que el conjunto de ertzainas "están cansados de sufrir las continuas decisiones autoritarias y laboralmente precarizadoras" del consejero, que en la mayoría de la ocasiones responde "a objetivos mediáticos e instrumentales de naturaleza político-partidista".

Espino ha afirmado que el sindicato ELA "se hace participe del interés social por un modelo de policía vasca, euskaldun, preventiva, cercana, dotada de recursos, transparente y sensible al conjunto de garantías y derechos individuales de la sociedad vasca, formada y libre de la manipulación e instrumentalización política".

A juicio de ELA "resulta inaceptable" que cada "legitima" denuncia del sindicato nacionalista a la gestión de su actual consejero de Interior sea respondida "sin mayor concreción con el único argumento de sus supuesta intencionalidad política".

De esta manera, ELA Ertzaintza denuncia "la insostenible falta de plantilla y los constantes cambios que se están produciendo en la estructura de la Ertzaintza como la Nueva División Antiterrorista, División de Administración e inspección, Brigadilla Erandio o CMCs territoriales".

AMPLIACIÓN DE PLANTILLA

Asimismo, ha señalado que "estos cambios no han supuesto cubrir nada que no se estuviera haciendo, y a falta de la necesaria y urgente ampliación de plantilla, solo han agravado la situación detrayendo personal de las comisarías".

Según ha constatado, este personal "es el que mejor conoce el territorio de las demarcaciones, idiosincrasia de sus habitantes, posee información y memoria de los incidentes que se han venido produciendo, así como del ámbito delincuencial".

De este modo, denuncian que "se despilfarra un volumen de experiencia necesario para la mejora del servicio preventivo, y se produce un decaimiento del interés generalizado del resto de la plantilla".

REPLIEGUE

Otra de las denuncias de ELA es el "repliegue" que se concreta "en la centralización y conformación progresiva de macrocomisarias, que alejan a los ertzainas de la sociedad a la que sirven". Asimismo, ha asegurado que existe una falta de prevención, que "se ha convertido en una pelea entre unidades que se solicitan y rechazan a su vez mutuamente recursos, y estos recursos no sirven ni para cubrir las necesidades mínimas".

Además, Espino ha criticado que "el déficit real solo en seguridad ciudadana es ya de aproximadamente 600 agentes, a pesar de que en teoría el déficit en base a la Relación de Puestos de Trabajo es de 240 agentes", hecho que según el sindicato se debe a la decisión de "dotar otras unidades especiales" en detrimento de las de Seguridad Ciudadana.

El modelo de policía del actual consejero de interior, ha denunciado el sindicato nacionalista, es "de Policía despacho, de estadística, mediática y de reacción, frente a una policía cercana de prevención que inspiró el nacimiento de la Ertzaintza".

Otra de las denuncias del sector de la Policía Autonómica vasca en ELA gira en torno a la negociación colectiva, donde denuncian la "interpretación restrictiva de los acuerdos alcanzados en el ámbito de la Mesa General, y la aplicación de los ajustes salariales que serán denunciados judicialmente por el sindicato".

El sindicato ELA califica el sistema de trabajo "por objetivos" implantado como un sistema "especialmente perverso para la prevención de todo aquello que no se halla definido como objetivo prioritario, además, han añadido, "obliga a los agentes a dedicar gran parte" de su tiempo de trabajo a labores puramente estadísticas, marcándoles incluso el tiempo mínimo de cada una, independientemente del número de agentes que esté de servicio".

"DOS INCUMPLIMIENTOS"

ELA ha criticado que no se han "respetado" los acuerdos que en materia de seguridad se adoptaron en Arkaute. Estos acuerdos fueron adoptados tras los asesinatos de dos ertzainas en Beasain y en la práctica supone, según ha afirmado, "dos incumplimientos".

Según ha señalado, los incumplimientos son "mínimos de patrullas que no garantizan la seguridad en las actuaciones, e imposibilidad de cumplimiento de la instrucción 53, sobre medidas en el ejercicio de la función policial".

En este sentido, han criticado que, tras el atentado contra la comisaría de Ondarroa, se hicieron inversiones en materia tecnológica, pero "con la falta de personal en las comisarías la seguridad está a los mismos o a peores niveles que antes del atentado".

Respecto a los cambios en el uniforme de los agentes, han añadido, que "resulta inaceptable la decisión del Departamento de reducir la calidad del vestuario de la Ertzaintza, ya de por sí deficiente, priorizando el coste frente a los criterios técnicos y de calidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies