Elkarrekin Podemos pide al Gobierno Vasco que presente la ley contra la violencia machista en seis meses

Actualizado 13/03/2018 11:34:26 CET

VITORIA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Elkarrekin Podemos ha reclamado al Gobierno Vasco que dé "prioridad" a la elaboración del proyecto de ley contra la violencia machista, cuya aprobación por el Ejecutivo está prevista para antes de fin de año, y que presente el texto en un plazo de seis meses.

El grupo liderado por Lander Martínez ha presentado este martes, en una rueda de prensa en la Cámara vasca, una iniciativa parlamentaria para lograr la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, en la que se incluyen diversas propuestas.

Una de ellas es el emplazamiento dirigido al Gobierno Vasco para que dé "prioridad" a la elaboración del proyecto de ley contra la violencia machista, de forma que presente este texto en el Parlamento Vasco en un plazo de seis meses. La Cámara autonómica reclamó el año pasado al Ejecutivo que elaborara una ley de este tipo, y el Gobierno Vasco ha incluido la aprobación del proyecto en su plan normativo para 2018.

Además de estas iniciativas, la de Elkarrekin Podemos plantea la creación de una comisión parlamentaria especial sobre igualdad entre sexos, un grupo de trabajo que, según se indica en la propuesta, debería acordar "una serie de medidas" en un plazo de nueve meses.

Aunque no se ofrecen concreciones sobre el carácter de las "medidas" que se habrían de acordar en dicha ponencia, en el texto registrado por esta formación se insta al Gobierno Vasco a que se comprometa a hacer efectivas dichas iniciativas.

RECURSOS

Al margen de la creación de la ponencia y del emplazamiento al Ejecutivo para que apruebe el proyecto de ley contra la violencia machista, Elkarrekin Podemos propone que el Ejecutivo habilite los recursos necesarios para que todas estas medidas se puedan "hacer realidad".

La parlamentaria Eukene Arana, que ha recordado el "clamor" de la movilización feminista del pasado día 8, ha explicado que esta proposición no de ley pretende contribuir a "revertir la desigualdad y violencia estructurales" que sufren las mujeres.