El equipo de intervención socioeducativa de Abanto ha atendido a 78 familias, con más de un centenar de menores

Actualizado 18/05/2012 16:04:34 CET

BILBAO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El equipo de intervención socioeducativa del Ayuntamiento de Abanto y Zierbena ha atendido, desde su puesta en marcha, a 78 familias del municipio vizcaíno, en las que se incluye un centenar de menores, y centrará su actuación en el curso 2012-2013 en la prevención.

Según ha explicado el Ayuntamiento, este servicio está destinado a detectar, prevenir y paliar los déficit personales, familiares, educativos y sociales de menores que se encuentran en entornos socio-familiares y comunitarios considerados de riesgo.

Desde su puesta en marcha, sus educadoras sociales han atendido a 78 unidades familiares, lo que supone un total de 211 personas, de las que 104 son menores.

A largo de 2012, el servicio seguirá trabajando para atender las "necesidades reales" de familias con dificultades en "la crianza y educación" de sus hijos. Durante el primer semestre del año, se está prestando una especial atención a los colectivos de personas inmigrantes y personas con discapacidad.

En relación al colectivo inmigrante, se ha trabajado a partir de los datos estadísticos y se ha solicitado información a los Centros de Educación Primaria del municipio.

A partir de aquí, se han planteado acciones a corto plazo dirigidas a este colectivo como la difusión del programa de alfabetización en castellano y euskera impartido por la EPA, e información para favorecer su acceso a los servicios básicos municipales atendiendo a sus particularidades.

De cara al curso 2012/2013, se pretende hacer hincapié en programas de carácter preventivo, "sin descuidar la atención directa en los casos en los que el diagnóstico socioeducativo indique la necesidad de un tratamiento".

El Ayuntamiento de Abanto y Zierbena sacó a licitación el pasado mes de abril el nuevo contrato del servicio por un importe anual de casi 94.000 euros.