Equipos de Gipuzkoa lucen pancartas con el lema 'Por el derecho de las mujeres a una vida sin violencia' en sus partidos

Actualizado 18/11/2009 18:26:50 CET

SAN SEBASTIAN, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los equipos Lagun Aro GBC, Real Sociedad de Fútbol, SD Eibar, Real Unión, Akaba Bera Bera, Arrate y Hondarribia-Irún Saski Baloia mostrarán su rechazo al maltrato hacia las mujeres luciendo en los partidos que jueguen en sus respectivos campos una pancarta con el lema 'Por el derecho de las mujeres a una vida sin violencia'.

La presidenta del Parlamento guipuzcoano, Rafaela Romero, y la presidenta de la Comisión de Igualdad de las Juntas guipuzcoanas, Rebeka Ubera, recibieron hoy en esta Cámara a Gorka Ramoneda, presidente del Lagun Aro GBC; Jokin Aperribay, de la Real Sociedad; José Manuel Amantegi, del Real Unión; Fernando Díez Mintegi, del Akaba Bera Bera; José Alberto Barruetabeina, del Arrate; Javier Sarrionandia, del SD Eibar; y a José María Izaguirre, del Hondarribia-Irún Saski Baloia.

La presidenta de las Juntas señaló que todos estos equipos se sumarán, a través de esta iniciativa, al "compromiso" que esta institución mantiene en la lucha contra el maltrato hacia las mujeres.

Además, aseguró que "todas las personas" pueden hacer "mucho más" para erradicar la violencia de género, y consideró que el deporte es "un vehículo ideal" para transmitir valores que neutralicen cualquier tipo de violencia hacia las mujeres. "Que los maltratadores sepan que, también para el deporte, los que sobran son ellos", apuntó.

A su juicio, los siete equipos que se han adherido a esta iniciativa "han dado un paso adelante" al "salir a comparecer en la plaza pública a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, y en contra de la violencia de género", y consideró que, a través de esta iniciativa "comprometen su historia y su propia imagen, para que acabe esta tortura intensa que sufren millones de mujeres en el mundo".

Finalmente, Romero advirtió de que la iniciativa "no está cerrada" y animó a otros equipos guipuzcoanos a adherirse, "sean femeninos o masculinos, profesionales o no, para que el derecho de las mujeres a una vida sin violencia se vea en todos los campos deportivos del territorio".