ErNE apoya la actuación de la Ertzaintza en Gernika y dice que su profesionalidad evitó que hubiera "daños personales"

Actualizado 18/08/2009 16:29:48 CET

BILBAO, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El sindicato vasco de la Ertzaintza, ErNE, manifestó hoy su apoyo a la actuación de la Policía autónoma en Gernika (Bizkaia) y aseguró que su "profesionalidad" evitó que se produjesen "daños personales" entre quienes estaban disfrutando de las fiestas. Asimismo, aseguró que la "única responsabilidad" de los incidentes registrados es de "aquellos que no cumplieron con la legalidad".

En un comunicado, se refirió, de esta manera, a lo ocurrido el pasado domingo en Gernika, donde se registraron incidentes después de que la Ertzaintza disolviera una marcha a favor de los presos de ETA que había sido prohibida por la Audiencia Nacional. Los manifestantes comenzaron a lanzar objetos a los agentes de la Policía autonómica y a quemar varios contenedores y la Ertzaintza detuvo a cuatro personas. El alcalde de Gernika, José Mari Gorroño, (EA) calificó de "exceso" la actuación de la Ertzaintza.

Por su parte, ErNE manifestó su malestar por los incidentes registrados en Gernika durante las fiestas patronales y por la "manipulación de los hechos realizada por algunos".

El sindicato aseguró que la Ertzaintza se vio "obligada" a intervenir debido al "incumplimiento" de un mandato judicial y la "persistencia de algunos por politizar las fiestas".

"La única responsabilidad de los incidentes sucedidos el 16 de agosto en Gernika es de aquellos que no cumplieron con la legalidad, agredieron a los ertzainas y reventaron las fiestas, mezclándose entre los ciudadanos que estaban disfrutando de las mismas, totalmente ajenos a esos incidentes", agregó.

ErNE indicó que la "profesionalidad" de los agentes participantes evitó que se produjesen "daños personales entre aquellos que estaban disfrutando de las fiestas".

Por último, el sindicato se solidarizó y mostró su apoyo a todos los ertzainas que actuaron en Gernika para disolver "una manifestación ilegal y solventar unos incidentes que ocasionaron que nueve ertzainas tuvieran que ser atendidos por contusiones y heridas leves".