La Ertzaintza controlará la seguridad de los establecimientos que celebran cotillones

Actualizado 30/12/2016 8:52:05 CET

BILBAO, 30 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Ertzaintza controlará la seguridad de los establecimientos que celebran cotillones de fin de año. La Dirección de Juego y Espectáculos del Gobierno Vasco, a través de la Unidad de Juego y Espectáculos de la Policía vasca, ha realizado durante diciembre la campaña anual de inspección de las medidas de seguridad de aquellos locales que tienen previsto celebrar cotillones de Nochevieja.

Según ha informado el Departamento de Seguridad en un comunicado, la supervisión de los dispositivos contra incendios, las salidas de seguridad o las modificaciones realizadas en la estructura se complementará con el control de la venta de entradas, el respeto a los aforos, horarios, etc.

La Ertzaintza ha realizado estos días una serie de inspecciones en los establecimientos con aforo superior a las 700 personas que van a celebrar cotillones el próximo 31 de diciembre. Los locales inspeccionados, nueve en total, están situados dos de ellos en Vitoria, uno en San Sebastián, dos en Bilbao y uno en cada una de las localidades vizcaínas de Lemoa, Barakaldo, Erandio y Berango.

Las inspecciones se han centrado en aspectos como la protección contra incendios, su instalación señalización y revisión, las salidas de emergencia, su funcionamiento y señalización, y las medidas para controlar el cumplimiento de los límites de aforo establecidos para cada local.

Además, también se ha supervisado el cumplimiento de las medidas del plan de autoprotección del establecimiento y el conocimiento de las mismas por el personal empleado, la venta de entradas y las previsiones de asistencia, las medidas para controlar el acceso de menores, la no utilización de artefactos pirotécnicos o los horarios de inicio y final.

AUTOPROTECCIÓN

Los establecimientos que celebran este tipo de fiestas deben tener un plan de autoprotección diseñado para el evento y adaptado a la configuración del local de acuerdo a la normativa técnica, además de aportar una memoria justificativa con el cálculo del aforo, las salidas de emergencia, y los recorridos de evacuación.

Si el aforo del local es de más de mil personas, junto con los requisitos generales se requiere una salida forzada de humos. Las sanciones por infracciones a estas normas van desde los 1.200 euros a los 30.000, si se consideran graves, y hasta 150.000 si se califican como muy graves, además de la posible clausura del local.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies