La Ertzaintza cree que 'Urren' falleció al golpearse en el asfalto tras una patada

                               Rueda De Prensa De La Ertzaintza
EUROPA PRESS
Actualizado 12/01/2018 18:49:05 CET

Los dos menores presuntamente implicados en su muerte tenían "relación de amistad" con algunos de los detenidos este jueves por robos en Bilbao

ERANDIO (BIZKAIA), 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Ertzaintza cree que los menores de edad supuestamente implicados en el crimen de Ibon Urrengoetxea 'Urren' ocurrido en Bilbao no llegaron a robarle y que el golpe que le causó la muerte fue "posiblemente" el que sufrió el exfutbolista de Amorebieta al caer contra el asfalto tras la patada en la cabeza que le dio uno de ellos, el de 16 años.

Estos datos han sido dados a conocer en una rueda de prensa ofrecida en la comisaría de la Ertzaintza de Erandio por el jefe Territorial de Bizkia, Josu Gotzon Lujua, el jefe operativo de Sección Territorial de Investigación Criminal de Bizkaia, Ramón Bañuelos, y la jefe de centro de la Comisaría de Bilbao, Patricia Martínez de Musitu.

Bañuelos ha explicado, en relación al crimen de Ibon Urrengoetxea 'Urren', que el 23 de diciembre en Bilbao recibieron una llamada sobre las cuatro y veinte de la madrugada que informaba de una persona fallecida en la calle y, a partir de ahí, se inicia una investigación contando con la declaración de los testigos presenciales.

El responsable de la Ertzaintza ha asegurado que la colaboración ciudadana fue "crucial" ya que los testigos facilitaron una descripción de los presuntos agresores y se pudieron reconstruir los hechos y las "vías de escape" de los presuntos autores.

Bañuelos ha indicado que la hipótesis "más acertada" es que iban buscando "una víctima propicia", y, en este caso, Ibon Urrengoetxea estaba distraído con el móvil.

Al parecer, se le acercaron los dos menores que le distrajeron entablando una conversación. En un momento determinado, se inicia un "pequeño forcejeo" y, cuando se separan, según los testigos, el presunto agresor más alto, que es el de 16 años, lanza una patada "que impacta en la cabeza de Ibon", que se cae hacia atrás y se golpea contra el asfalto.

En concreto, ha apuntado que ese golpe contra el suelo es el que "posiblemente le produce la muerte" y ha añadido que no hubo "más lesiones, ni agresiones", ya que se acercaron los testigos y los menores huyeron en dirección hacia el Casco Viejo.

Bañuelos ha señalado que se logró identificar a los presuntos autores, un menor de 13 años y otro de 16, y se determinó que eran menores, lo que se notificó al juzgado instructor, que se inhibió en el juzgado competente y en la fiscalía de menores.

El responsable de la Ertzaintza ha añadido que se citó al menor de 13 años para que se presentará en sede judicial y el de 16 años se presentó en el juzgado de guardia donde fue detenido.

Bañuelos descarta la participación de más personas en estos hechos y ha indicado que estos menores tenían "relación de amistad" con algunos de los otros menores detenidos este jueves por robos con violencia e intimidación en Bilbao, aunque no ha confirmado si los presuntos implicados en el crimen de 'Urren' también habían cometido robos.

Por otra parte, ha manifestado que no creen que llegaron a robar a 'Urren' porque tenía dinero en el bolsillo y su móvil, mientras que su cartera estaba en su casa, ya que no solía llevarla cuando salía de cena.

Por último, ha mostrado su agradecimiento a la familia de Ibon Urrengoetxea que, pese a su "angustia", siempre confiaron en la investigación y ha añadido que para la viuda ha sido un "consuelo" saber que su marido "no sufrió" al morir.